Cambia tu vida

Es muy complicado encontrar el amor o hacer realidad nuestros sueños sin reconocer antes aquellos aspectos de nosotros mismos que no funcionan. A veces nos da la sensación de que el azar juega un papel determinante en la vida, pero debemos ser conscientes de que está en nuestra mano saber aprovechar las oportunidades que el destino nos ofrece y sacarles el máximo jugo. Para ello, debemos usar nuestra inteligencia y no sólo mejorar o cambiar aquello que no hacemos bien, sino saber elegir la manera de hacerlo. Hay ciertas cosas que debemos tener claras si queremos atraer a un hombre o conquistar a una mujer:

La belleza física no es lo único importante

La belleza es algo que no sólo poseen las personas. Podemos encontrar belleza en los poemas de amor, en la manera que tiene alguien de expresarse, de trabajar, de vestirse, o simplemente en su forma de vivir la vida.

Cambia de vida

Cuando una persona nos resulta atractiva o nos parece bella físicamente, entramos por segundos en un estado de euforia, nos cegamos. Pero es una sensación que se desvanece con mucha facilidad si esa persona no tiene mucho más que ofrecernos que una cara bonita o un cuerpo espectacular. Una persona necesita tener carisma, carácter y personalidad. Nadie en su sano juicio se enamora de un maniquí o de una estatua de sal.  Por otro lado existen personas muy atractivas físicamente pero con la autoestima baja. Su percepción de ellas mismas les lleva a no proyectar su atractivo. De ahí a que nuestro yo interior sea tan relevante.

Mejorar nuestro aspecto físico sí es posible

Todo ser humano debería preocuparse un mínimo por su estética. Estar guapos es algo que nos da seguridad. Es algo de lo más natural, muchas especies animales se preocupan por su estado físico. Es el caso, por ejemplo, del pavo real macho, que se pavonea para atraer a las hembras. No en vano, no deja de ser una de sus muchas armas para cortejarlas. Mejorar nuestro aspecto físico sí es importante. Sin embargo, lejos de lo que muchos piensan, no es la clave del éxito. Las personas que se preocupan demasiado por su aspecto físico o dedican la mayor parte del día a mirarse en el espejo o hacerse fotos a sí mismas suelen tener problemas de seguridad, autoestima baja o estar faltos de cariño. Cualquiera de estas cosas no nos convienen si queremos atraer a nuestras vidas a una persona que valga la pena.

Busca el equilibrio

Encontrar el equilibrio entre nuestra belleza interior y exterior no es tarea fácil. No obstante, en él reside nuestro billete de avión hacia ese amor prohibido. La inteligencia, la clase, una vida profesional satisfactoria, un buen nivel cultural, unos hábitos nutricionales saludables, practicar un poco de deporte o ser educados, son cosas que una operación de estética no puede arreglar. El dinero es muy importante, pero no todo se compra con él. El esfuerzo, la dedicación y la constancia a la hora de llevar a cabo un modelo de vida adecuado son nuestros grandes aliados.

Añade hábitos saludables para cuerpo y mente

Leer un artículo sobre nutrición de buena mañana mientras desayunamos, el periódico en el metro de camino al trabajo, un poema de amor bonito antes de irnos a dormir o un buen libro, meditar veinte minutos a media mañana, salir a correr cuando muere la tarde, dedicarle tiempo a nuestros familiares son cosas que pueden ayudarnos a no centrarnos tanto en nuestro aspecto físico y encontrar ese término medio tan necesario. Deshacernos de nuestro ego durante gran parte del día, es una de las vías más rápidas hacia la felicidad.

Recuerda que no siempre las personas más guapas son las que tienen más éxito. Sin embargo, si consigues mejorar tu aspecto físico y mental hallando el equilibrio entre ambas partes tienes mucho camino andando hacia una vida mejor. En definitiva, es muy importante llevar una vida equilibrada y saludable y respetarse a uno mismo y a los demás.

Deja un comentario