Como volver loco a un hombre en la cama

La única regla básica que nos puede llevar a saber como volver loco a un hombre en la cama es la seguridad. La actitud con la que afrontas la situación es el pilar básico de tu éxito. Debe ser una actitud de convencimiento en tus posibilidades. Aunque tu autoestima no esté pasando por sus mejores momentos, si en vuestro ratito de intimidad consigues relativizar, restarle importancia a todo, reirte, pasarlo bien, disfrutar de él y no obsesionarte con ideas absurdas, sino dejarte llevar por tus sentidos y tu intuición, tu sentido del tacto, del olfato… tienes mucho terreno ganado. No es momento para nervios, recuerda que no has venido a la vida a echar a perder cosas tan especiales por culpa de la presión. Si algo va mal, siempre tendrás ocasión de conocer a otros chicos. La vida no gira alrededor de un solo hombre. Lo más importante que es tú seas feliz y tengas unas bases sólidas sobre como satisfacer a un hombre en la cama.

Como volver loco a un hombre en la cama

Cuando consigues adéntrate en un mundo de sensaciones, dejando atrás tu yo humano y abrazando tu yo animal, empezarás a saber lo que significa una buena relación sexual. Es muy posible que dejes de escuchar los ruidos de la calle, el sonido de la televisión, esa música romántica que él ha elegido para seducirte o la tenue luz de las velas. Te has olvidado de todo y solo respondes a su olor, descubriendo rincones nuevos de su cuerpo, atreviéndote a experimentar cosas que en tu pasado no hubieras experimentado, convirtiéndote en una fiera salvaje que toma las riendas de su caballo. En una relación sexual no hay lugar para la discusión, o la competitividad. Si al chico le gusta dominar mucho la situación, disfruta de tu momento de sumisión, déjale que te demuestre toda su hombría, ya tendrás tu momento. La clave es ser como el agua que fluye. A pesar de esto, hay algunos detalles a los que te conviene prestar atención.

  • Observa y aprende: Es muy importante que estés atenta a sus reacciones, si eres mínimamente hábil descubrirás qué cosas de las que le has hecho la primera vez le han gustado más y cuáles menos. Aprenderás por ejemplo, al verle masturbarse a sí mismo, cómo deberías tocarle tú para darle más placer.
  • Zonas erógenas: Las zonas erógenas son aquellas que son más sensibles a la excitación sexual. Algunas, como el cuello, las orejas, la boca, los genitales o los pezones son básicas. Sin embargo, pocos son quienes se acuerdan de la zona de las axilas, las ingles, la zona lumbar de la espalda, chupar y soplar las hendiduras de los brazos o besar y mordisquear las rodillas. Nunca dejes de usar tus manos, aunque tengas la boca ocupada, masajealo.
  • El tiempo adecuado: El hombre, a diferencia de la mujer, tarda menos en entrar en calor. Empieza a sentir la necesidad de penetrarla desde que la besa. Por esa sencilla razón es importante no alargar eternamente los preliminares. Está bien hacerle esperar un poco y no dárselo todo en bandeja, pero aprovechando bien el tiempo y siguiendo un criterio.
  • La felación: Una de las claves de como volver loco a un hombre en la cama es, sin duda alguna, realizar una buena felación. Empieza acariciándole las piernas y los testículos, chupándoselos suavemente (no todos los chicos lo soportan igual). Lame el pene desde la base hasta llegar al glande y métetelo despacio en la boca. Saboréalo sin prisa. Todo lo demás no importa. Ahora él está disfrutando mucho. Tócate mientras se la chupas. Da buen uso a tu lengua y saborea bien su pene. Usa también mucho tus labios para no hacerle daño con los dientes y si eres capaz, métetelo hasta la garganta las veces que puedas, aguantando la respiración. Cuando lleves un ratito saboreándolo, empieza a ayudarte con la mano y a hacerlo más rápido. Quizás haya llegado el momento de hacer un 69 antes de la penetración.
  • La penetración: Si tu chico la tiene grande o tú tienes dificultades a la hora de lubricar, anímate a usar un buen lubricante, te ayudará y podrás dar rienda suelta sin preocupaciones. Siéntate por fin encima de él, le encantará ver que dominas la situación. Al hacerlo, le estás haciendo ver que no puedes esperar más, que no necesitas que sea él quien lo haga. Lo quieres dentro de ti ahora mismo y no vas a esperar. Juega con las velocidades y sobre todo muévete tú. Aunque él se mueva no te quedes estática, todo lo que tú hagas por iniciativa propia le dará más placer. Muévete y él te sentirá más.
  • La posición: Hay muchas posturas que pueden ser interesantes, pero si te sientas encima de su pene dándole la espalda, estando él tumbado en la cama bocarriba, estás dejándole ver como entra y sale. Es como regalarle una entrada a la mejor película porno posible y además estás facilitándole las cosas, porque sentirá mucho más, al igual que tú, porque eres la que manda. Este juego visual lo volverá loco. Por último no nos iremos sin recordar que a la mayoría de chicos les encanta el sexo anal. Así que si eres de fácil dilatación y te gusta esa práctica, sácatela por sorpresa de la vagina e introdúcetela poco a poco en el culito. Si te duele hazlo despacio y juega un poco. Aunque no te la metas del todo, el simple hecho de intentarlo le dará mucho placer.  De todas formas, no hay nada como cambiar posiciones, en la variedad está el gusto. En algunas podrás besarlo más fácilmente y en otras él te besará la nuca y sentirás su calor por detras. Te recomiendo que en algún momento dejes el coito para ponerte de rodillas a chupársela de nuevo, estando él de pie. Dale la vuelta y muérdele el culo. Vuelve a agarrarle el pene y chúpaselo con un poco de violencia. Acto seguido volved al coito.
  • El orgasmo: Cada hombre es un mundo. Lo importante es que cuando veas que está a punto de terminar, no dejes lo que estés haciendo. Dale más caña que nunca en el momento de la eyaculación. Si acabas masturbándole, hazlo más rápido si cabe. Para él es un momento de mucha intensidad y es muy probable que la primera vez os cueste llegar al orgasmo a la vez. Lo importante es que seáis generosos el uno con el otro y que os lo paséis bien. Nunca dejes de sentir su calor. Poco a poco lo irás conociendo mejor y podrás ir a tiro hecho con él, al grano. Con el tiempo tal vez consigáis alcanzar el orgasmo juntos y disfrutar de esa sensación.

Como volver loco a un hombre en la cama: Conclusiones

Sé una chica educada y atractiva. Cuida los detalles: El perfume, la higiene, la clase, la elegancia y sencillez al vestir, etc. Recuerda ser una señorita en la calle y olvidarte de serlo en la cama. Empieza por ahí a la hora de aprender como volver loco a un hombre en la cama. Seguidamente haz uso de nuestros consejos, pero recuerda ser fiel a tu estilo y no olvidar tu intuición ni tu sentido común para conseguir hacer diana en sus puntos débiles. Sé tú misma, deja a un lado los nervios y pásatelo en grande. Tu risa traviesa, tu despreocupación y tu aire alegre y seguro son muy importantes también a la hora de como volver loco a un hombre en la cama. No des otra vuelta de tuerca a las cosas, ¡sólo actúa!

¿Quieres saber más sobre cómo satisfacer sexualmente a un hombre?

Podrías preguntarte cómo puedo saber tanto sobre este tema, pero la verdad es que yo no soy ninguna experta. Lo aprendí todo de un libro que me recomendaron tras haber sufrido problemas de pareja causados por temas sexuales.

El libro se llama “Levanta su pasión”. Si quieres saber cómo este libro me ayudó a aprender a satisfacer sexualmente a los hombres (y a mí misma) te recomiendo que leas mi historia : Click aquí para leer mi historia.

Espero que todos estos consejos y que mi historia te inspiren a reconducir tu vida sexual por el camino correcto. Pierde el miedo, sigue todos estos consejos y los del libro y podrás hacerlo, te lo aseguro.

levanta su pasion

[Votos: 16 Media: 3.9]

Deja un comentario