¿Por qué “amor amargo”?

Como dice una famosa canción del ex-grupo musical Mecano “amar es el empiece de la palabra amargura”. Escritores de calado internacional, psicólogos e incluso científicos tratan de buscar sentido al extremo sufrimiento que experimenta el ser humano cuando sufre de desamor.Por esa sencilla razón nos llamamos con orgullo “amor amargo”, porque para entender el mecanismo del amor, primero hay que saber sufrirlo. Hay que aceptar el dolor y prevenirlo. Para disfrutar de la dulzura de amar, tenemos que ser valientes y comprender que no hay rosal sin espinas.

¿A qué nos dedicamos?

Nuestro fin es el siguiente: queremos compartir con el mundo nuestra pasión por el amor, en especial por el amor romántico.  No pretendemos ser el psicólogo, el terapeuta, ni el gurú de nadie. Simplemente expresamos cómo entendemos esta loca aventura llamada amor. Éste es el motor de la vida, y en el mundo moderno en el que nos movemos, lleno de facilidades y posibilidades, es muy fácil abarcar demasiado a la vez o perder el rumbo y no saber a qué tren subirnos. Desde la experiencia y la humildad pretendemos compartir nuestros consejos sentimentales y nuestra visión del amor. Cómo atraer el amor a nuestras vidas y cómo olvidar un amor tormentoso que no nos ayuda a avanzar serán nuestros principales objetivos -que no los únicos-.

Amor amargo

¿Cuál es nuestra filosofía?

Nuestra web está formada por personas serias y comprometidas. Amar es respetar y nosotros respetamos enormemente nuestras fuentes de conocimiento y las citamos religiosamente. Aprender de los errores de uno mismo es mucho menos llevadero que hacerlo de la sabiduría de los demás. Nosotros compartimos la nuestra y comentamos la de un buen número de pensadores, como pueden ser el ya fallecido místico, orador y maestro espiritual Osho o Byung-Chul Han, escritor alemán de origen coreano, filósofo, experto en estudios culturales y profesor de la Universidad de las Artes de Berlín, entre otros.  Entendemos que amar es una competencia del espíritu, y éste ha sido y sigue siendo estudiado con mucha recurrencia y brillantez en el mundo oriental. Partimos de esa base para sanar el mal de amor y buscar la prosperidad del alma.

Deja un comentario