Saltar al contenido

Las mejores posiciones para dormir en pareja

Muchas personas se preguntan si las posturas para dormir en pareja tienen algún tipo de significado especial y lo cierto es que, sin obedecer a una ciencia exacta, se ha determinado que las formas de dormir en pareja sí que aportan algunos datos significativos sobre el estado de la relación.

pareja durmiendo

En este artículo os vamos a explicar el significado de las posiciones al dormir en pareja, enumerando aquellas más comunes. Veámoslas con algunos ejemplos.

10 posiciones para dormir en pareja y su significado

Dormir abrazados

Dormir abrazados siempre se ha considerado como una de las posturas más románticas para dormir en pareja.

Lo cierto es que no se trata de una interpretación desencaminada, pues la cercanía que representa esta postura revela un profundo amor y cariño por la pareja y su deseo de proximidad el uno con el otro para disfrutar del calor y protección que se desprende de la cercanía mutua.

Dormir en cucharita

A dormir en cucharita se le atribuye un significado parecido al de la posición anterior, salvo que en este caso los roles están bien delimitados, siendo el miembro que abraza el que protege al otro que se deja resguardar.

Algunos expertos en lenguaje corporal también lo atribuyen a una forma de “aferrarse” al otro cuando las cosas se ponen difíciles.

Dormir entrelazados

Aunque a priori parezca una postura incómoda de mantener, dormir entrelazados suele ser habitual en las parejas que recién comienzan y es una postura a la que se le atribuyen más connotaciones sexuales, pues el gesto de entrelazar las piernas sugiere querer fundirse con el otro a un nivel más íntimo.

Dormir cada uno en su espacio y tocando al otro

Esta postura es otra variante de la anterior, sólo que en este caso los miembros de la pareja no tienen que estar necesariamente de espaldas, pudiéndose colocarse bocarriba o de lado siempre y cuando uno de los dos esté tocando al otro en alguna forma, cuyo significado se atribuye a que ambos respetan su espacio pese a compartir amigos y actividades de ocio.

Dormir con los pies entrelazados

El significado de esta postura para dormir se le atribuiría a una pareja con altibajos que oscilan entre la pasión desenfrenada y la indiferencia absoluta.

Estos cambios anímicos podrían ser temporales y deberse a un cúmulo de circunstancias fortuitas como estrés en el trabajo, problemas familiares, económicos etc., que afecten a uno u ambos miembros de la pareja.

Dormir boca arriba, pero cogidos de la mano

Esta posición es típica en parejas donde realizan grandes esfuerzos en su trabajo y llegan muy cansados al final del día.

Estudios señalan que es una de las posiciones para dormir en pareja más sanas, ya que de forma general no causa dolor de espalda, no da problemas respiratorios e incluso puede beneficiar a la belleza corporal al mantener la cara oxigenada toda la noche. Es por esto que también se recomienda a aquellas personas que sufren insomnio, combinándolo con otras técnicas de relajación, así como algunas sustancias naturales como la melatonina.

La interpretación de esta pose parte de lo físico, ambas personas buscan una pose natural de confort y recuperación, pero se unen mediante la mano como muestra de afecto y de satisfacción en su trabajo personal.

Dormir descompensados

La postura de dormir descompensados es aquella en la que uno de los miembros de la pareja prácticamente ocupa todo el espacio arrinconando al otro.

El significado de esta postura para dormir es uno de los más evidentes, pues el miembro que se extiende excesivamente en la cama ocupando el espacio del otro trata de reafirmarse en la relación a cualquier precio sin sentir empatía por si pareja, lo cual evidencia que la relación pasa por una etapa complicada.

Pero si además el otro miembro permanece de frente y en posición fetal, es posible que no sea consciente de la situación o de serlo, todavía mantenga la esperanza de poder volver a la normalidad y salvar la relación.

Dormir de frente, pero sin tocarse

Entre los muchos significados de las posturas al dormir, esta sería una posición habitual entre las parejas consolidadas en las que ambos miembros han sabido lidiar con la rutina y los problemas del día a día, respetando el espacio mutuo, pero sin llegar a distanciarse.

Aunque a priori pueda parecer una postura poco íntima o independiente, los expertos en lenguaje corporal apuntan a que tendrían una intensa vida sexual pero libre de celos y posesividad.

Dormir de espaldas, pero sin tocarse

Esta es otra de las formas para dormir en pareja cuyo significado es similar al anterior, pero en este caso se revela además cierta indiferencia que podría sugerir un mayor deseo de libertad en la relación o también algunas disputas o conflictos no superados sobre los que no se quiere dialogar.

Esto último no necesariamente tiene que ser así. Especialmente si los cuerpos se encuentran relajados y las extremidades sueltas.

Dormir de espaldas, pero tocándose

Completamos este top de 10 posiciones para dormir en pareja con otra posición bastante recurrente entre las parejas que llevan tiempo conviviendo juntos, de espaldas, pero tocándose.

En esta postura también se evidencia la autonomía de ambos miembros de la pareja que respetan el espacio mutuo, pero que al mismo tiempo existe una necesidad de reafirmar la presencia de la pareja y mimetizarse con el otro adoptando su misma postura y colocación.

Significado de las posturas al dormir en pareja

El significado de las posturas al dormir que se describe en los puntos anteriores es orientativo y no se le puede atribuir un carácter general.

Las relaciones, independientemente de que sean de pareja o no, atraviesan ciclos en los que la proximidad con uno u otro miembro pueden estrecharse o, por el contrario, distanciarse debido a problemas y dificultades de la vida cotidiana que pueden deberse a situaciones transitorias y pasajeras, por lo que no se adoptarían tales posturas permanentemente.

Todas las personas que duermen con su pareja, independiente de la durabilidad de la relación, probablemente hayan experimentado todas estas posturas en mayor o menor grado, intercalando muchas de ellas.

Las posiciones para dormir en pareja pueden proporcionar información sobre el estado emocional de la relación y la implicación de ambos miembros, pero lo cierto es que no podemos contemplar esta información como una verdad categórica sobre los sentimientos de las personas implicadas, pues después de todo, cuando dormimos no somos conscientes de nuestros movimientos la mayor parte del tiempo y, por lo tanto, no podemos atribuirle una verdadera capacidad de acción.