Frases de canciones

¿Quieres expresar tus sentimientos y no encuentras las palabras? ¡Para eso se inventó la música! Aquí tienes más de 150 frases de canciones que hablan sobre amor, desamor, rebeldía, arrepentimiento, venganza, amistad, felicidad…

Deja que estas frases de canciones hablen por ti y compártela en tus redes sociales. También puedes dedicárselas a esa persona especial (o no tan especial).

Mejores frases de canciones

¿Cuánto tiempo más puedo estar deseando besarte antes de explotar?

¿El miedo a hacerme daño? Me lo estás haciendo cada vez que crees que me lo estás ahorrando.

¿Por qué los presidentes no luchan en la guerra? ¿Por qué mandan siempre a los pobres?

Ámame u ódiame, te prometo que no me tendrás ni acabarás conmigo.

Como un domingo en la cama toda la mañana… Estaba enamorada.

Como unos labios sin beso, una pareja sin sexo o una parada de más.

Cuando te pueda la pena, no cierres los ojos. Si lo haces no podrás ver la luz del sol.

De tanto seguir las huellas de los pasos que no dimos, bebimos de la botella y al menos nos divertimos.

Dejaste que el amor se consumiera. Mi corazón ya no te pertenece.

Desordenarte quiero, alborotar tu pelo, ser tu vela de sangrante y tu noche de desvelo.

Dime dónde estás, que te quiero ver y dejar pasar esta mala hora.

El sentido común es el menos común de los sentidos.

El tiempo me ha hecho más fuerte. Ya no eres parte de mis pensamientos.

Emancípate de la esclavitud de la mente. Nadie más que tú puede liberar tu pensamiento.

En la vida siempre hay problemas. Pero si te preocupas por ellos, se multiplican por dos.

Éramos tan felices… Incluso cuando nos reíamos en la cara del peligro.

Es un gato rebelde que anda medio enamorado de la señorita rock&roll.

Este es el momento de olvidar lo que nos separó y pensar en lo que nos une.

Esto podría ser el final, así que… ¿por qué no vamos a algún sitio que solo nosotros conozcamos?

Harto de comprar en mercadillos y guardar en los bolsillos lo que tú en la papelera.

Hay distintas estaciones de emociones y, como el viento, vienen y van.

Hay un hombre de las estrellas esperando en el cielo, que le gustaría venir a conocernos, pero él cree que volaría nuestra mente.

Hoy iré a donde me lleven mis zapatos, pero ojalá me lleven hasta ti.

Intentarán traficar con drogas que nos mantengan a todos idiotizados, y esperarán que nunca sepamos la verdad.

Lentamente mi planeta se hace etéreo y viajo a un mundo en el que no existe
otra cosa que no sea su cuerpo.

Levántate y toma de nuevo el poder, es hora de que los peces gordos
sufran un ataque al corazón.

Mírame a los ojos: es aquí donde se esconden mis demonios.

Muerdo el agua por ti. Te deslizas por mí. Y jugamos a ser dos gatos que no se quieren dormir.

No eres la chica de mis sueños, te lo advierto. Serás la de mi vida si me mantienes despierto.

No importa lo cerca que estés, siempre estás demasiado lejos.

No me importa que te tomes tu tiempo, porque seré tuyo si tú eres mía.

No quiero recuerdos de no haberlo intentado en el pasado.

No se puede bailar con un demonio subido a la espalda. Así que sacúdete y déjalo ir.

No sé qué pinto yo aquí, dijo un torito en la arena, si solo quiero vivir…

No te quiero retener, si te da el punto, te vas, y aunque, me veas mirar, baila como tú quieras bailar.

Nuestro amor es como una canción, pero tú ya no volverás a cantar.

Otra promesa, otra semilla, otra mentira empaquetada para mantenernos
atrapados en la codicia.

Pensaba que estaba loco sin más. Ahora sé que estoy loco por ti.

Pero todo acabó y lo de menos es buscar una forma de entenderlo.

Piensa que si un día ella no está echarás de menos hasta su caminar, su despertar, su forma de hablar, su mal humor, su estar mejor, su pelo y su voz.

Porque no hay infierno ni hay cielo, solo nosotros y nuestros cuerpos.

Prefiero reír con los pecadores antes que llorar con los santos. Los pecadores son mucho más divertidos.

Que el aire es de cristal, que puede estallar, que aunque parezca extraño te quiero devorar.

Qué electricidad, vaya conexión, la complicidad de alta tensión.

Qué más le da si quiere soñar pero cierra sus ojos al despertar.

Saqué una pistola y disparé contra todos los hombres buenos.

Sé que es imposible que la envidia haya manchado tantas manos, pero podría suceder.

Será que la soledad es compañera que no me hace compañía y me acompaña a donde quiera que va.

Si no estás dispuesta a intentarlo, antes de enamorarme prefiero dejarlo.

Si oyes a un niño preguntar por qué el sol viene y se va, dile porque en esta vida no hay luz sin oscuridad.

Si tienes que irte, recuerda que el teléfono funciona en ambos sentidos.

Somos demasiados y no podrán pasar por encima de la vida que queremos heredar, donde no tenga miedo de decir lo que pienso.

Somos los que hacemos cada día más brillante que el anterior.

Te miro cuando no me miras y dejo tu mirada llena de miradas mías.

Te reto a que me conviertas en la primera y la única en tu vida.

Tienes en los ojos girasoles y cuando me miras soy la estrella que más brilla.

Tu corazón inmóvil está a punto de partirse en millones de colores.

Tú fuiste mía y, mira, te pusiste cómoda: tú, que eras mi ninfa, te volviste una ninfómana.

Tú y yo somos iguales. No sabemos ni nos importa de quién es la culpa.

Un día más entrará por la puerta y yo me habré ido por la ventana.

Un héroe de guerra. ¿Es eso todo lo que ven? Solo medallas y miedos. Estarán jodidamente orgullosos de mí.

Vistas como vistas, falda o pantalón, no te me disfraces, para la ocasión.

Y esta noche al fin podremos decir que juntos somos invencibles

Y pierdo la conciencia cuando escucho como dices: “que sea cierto el jamás

Y si siguen jugando contigo y tus hijos tendremos más juguetes rotos.

Ya no es importante quién tiró la primera piedra porque las siguientes sepultaron mi alma de pies a cabeza.

Yo que de un salto al vacío llegué sin mancharme al centro de la tierra, y en la mitad del camino crucé a Julio Verne cansado de andar… mira cómo tiemblo dentro de tu abrazo.

Yo solía pensar que la vida es un juego y la pura verdad es que aún lo creo.

Estados para Whatsapp de canciones

¡A dieta de dietas, panceta en la ensalada!

¿Cómo podemos ganar si los idiotas pueden ser reyes?

¿Quién quiere conquistar el mundo?

¿Quién quiere un dios que duerme en su trabajo?

“Joder, te quiero” como fin de cualquier discusión.

Ahora sé que eres mi última esperanza.

Alza tu cerveza y brinda por la libertad.

Aún no apagues la luz, quiero verla en tus ojos brillar.

Brinda por todas veces que te equivocaste.

Cada golpe que le dieron era una cuenta atrás

Caen rodando, abrazados y mordiéndose los labios.

Con las piedras que me lanzan hago yo mi pared.

Confío tanto en ti que dejaré que me traiciones.

Deja de hacerme preguntas, odio verte llorar.

Déjalo ya, sabes que nunca has ido a Venus en un barco.

Dinero maldito, te odio y te necesito.

El aire se lleva tus misterios hacia el sur.

El amor es una excusa para explicar la condición humana.

El amor no se elige.

El amor sin libertad dura lo que un estornudo.

El morirse de risa es la muerte mejor.

En la espumita de un capuchino yo vi el camino y aquí está el tío.

En los árboles se escuchan voces de tiempos remotos.

En tu miedo, solo buscas la paz. En su miedo, solo buscas amor.

En tu silencio habita el mío.

Eres mi fruta favorita.

Eres tú el regalo más grande.

Eres preciosa, no importa lo que digan los demás.

Es larga la carretera cuando uno mira hacia atrás.

Esperar es perder el tiempo para la gente como yo.

Espero que cuando saltes no te asuste la caída.

Estas guerras no se pueden ganar.

Este cuarto es muy pequeño para las cosas que sueño.

Fue mirar y amanecer.

Fue un amor tan ciego que enseguida lo vi claro.

Ha elegido caminar hacia lo salvaje.

Hay que cambiar las espadas por rosas.

Hay que ser valiente, amigo. Yo tengo que volar.

Hay tantas cosas, yo solo necesito dos: mi guitarra y vos.

Hoy has vuelto a salvarme la vida y tú sin enterarte.

Hoy te toca ser feliz.

Junto mis manos y rezo para ser solo tuya.

La curva más sexy de una mujer es su sonrisa.

La historia se repite una y otra vez.

La timidez es una forma de egoísmo.

Las cartas boca arriba, tus manos en mi lengua.

Las dudas tratarán de doblegarte, desata a tu corazón y tu alma.

Magia es verte sonreír.

Me habría encantado llegar antes a tu vida.

Menos mal que existes y no tengo que imaginarte.

Mueran de risa en clase o en misa.

Nada se pierde. Todo se transforma.

Nadie te echará de menos menos tú.

Nadie tiene la culpa de tu mala suerte.

Nena, juguemos con fuego y veamos la noche arder.

No critiques lo que no puedes entender.

No dejaré que te acerques lo suficiente como para herirme.

No hay marcha en Nueva York y los jamones son de york.

No pierdas el tiempo o el tiempo te echará a perder.

No quiero un final feliz, solo quiero serlo.

No te logré olvidar… ni lo intenté quizá.

No tenéis ni idea de lo alto que puedo volar.

Nuestros viejos héroes se convierten en polvo.

Podrías incluso apagar las estrellas.

Por ir de flor en flor terminaste con un capullo.

Prohibidores a prohibir. Nosotros a desobedecer.

Que nadie diga hasta dónde puedes llegar.

Siempre estás conmigo en una dimensión lejos del olvido.

Frases cortas de canciones

 

Acuérdate de dejarla entrar en tu corazón.

Algunas cosas cuestan más de lo que te das cuenta.

Aún eres demasiado joven y requieres demasiada atención.

Aun si caen bombas del cielo el sol no dejará de brillar.

Botas de terciopelo y nubes de caramelo cubren el sol de agosto.

Con un beso de rescate, acompáñame a estar solo.

Dame la mano. Juntos lo superaremos. Te lo juro.

Déjame caer por la ventana con confeti en el pelo.

Discúlpame mientras beso el cielo.

El centro de mis ojos es el centro de un terremoto.

El juego que tú empezaste lo termina mi historia.

Es gracioso pensar en cómo la libertad puede contenernos.

Es posible que sea adicto a las despedidas.

Experta en hacerse daño, la vida le quema hasta matar.

La tristeza es infinita en sus ojos de gacela.

Le di mi corazón, pero ella quería mi alma.

No me digas que la conoces si nunca la has visto llorar.

No permitas que tus ojos se nieguen a ver.

No quiero enamorarme, pero tú me estás obligando.

No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes.

No voy a vivir eternamente. ¡Es ahora o nunca!

Que cada te quiero con que mentiste se te clave en el alma.

Que la belleza no sea integral ni la vida baja en calorías.

Que no te frenen los miedos porque acabarás odiándote.

Quién detiene palomas al vuelo volando al ras del suelo.

Quiero despertar y dejar pasar esta mala hora.

Quiero que nos subamos al cielo.

Quisiera ser, y no puedo, en tu boca caramelo.

Sentenció con un portazo y no la vieron nunca más.

Serás afortunado si no deja de doler.

Si dios hizo la manzana fue para morder.

Si estás conmigo, nunca tendré miedo.

Si me sueltas entre tanto viento, ¿cómo voy a continuar?

Si quieres las estrellas, vuelco el cielo.

Si te das a mí nunca estarás equivocada.

Siendo tan pequeño el universo cómo pudiste caber allí.

Sobreviviré siempre y cuando sepa cómo amar.

Solo es humo su recuerdo entre latas de cerveza.

Solo necesitamos un poquito de paciencia.

Solo soy un hombre, no un héroe.

Somos los héroes de nuestro tiempo.

Soy un chico malo porque nunca la eché de menos.

Te quise de verdad, pero ahora es tiempo de marchar.

Tenías el sabor de todos los helados.

Tenías razón: voy a acabar contigo.

Tiene más de cien relatos escondidos debajo de su falda.

Todas las voces en mi cabeza dicen “no”.

Todo lo que necesitas es amor.

Todo lo que tengo te lo daré solamente a ti.

Todo mi universo fue vendido al mejor postor.

Tú y yo debemos luchar por nuestros derechos.

Van como locos, no les importa lo que piensen.

Vence a la piedra con la tijera.

Veo a quien quiero ser en la mirada de mi hija.

Vuelve a arriesgar. Yo apostaré por ti.

Y ahora has perdido la única cosa que te hacía sentir vivo…

Y me digo una vez más qué maravilloso es el mundo.

Y no me daré por vencido, porque yo elijo luchar.

Y tú que no ves que quiero seguir comiéndote a besos

Yo no quiero ni contigo ni sin ti.

Yo quiero un disfraz de nube y volar a otro planeta.

Vive, vive y no te arrepientas de nada.

[Votos: 0 Media: 0]

Deja un comentario