Cómo reconquistar, recuperar o volver a enamorar a un hombre o ex novio

¿Estás a punto de perder a tu pareja? ¿Ya lo has perdido? ¿Quieres volver con él? En fin, tantas preguntas y solo una de ellas te resulta importante a ti: ¿Cómo reconquistar a un hombre? ¡Tranquila! Nosotros vamos a explicarte con todo lujo de detalles cómo hacerlo.

Cómo recuperar a un hombre: Paso a paso

¡Alto ahí!

¿Te interesaría leer mi historia personal de como logré recuperar a mi ex-novio, Juan? Haz click aquí para leer mi historia

A continuación te detallo los pasos acerca de cómo reconquistar a un chico. Quizá alguno te parezca excesivamente obvio, pero hemos querido que quede tan claro como sea posible.

Paso 1: ¿Por qué se terminó la relación?

El primer paso que debes dar para reconquistar a un hombre, tiene que ver con la comprensión. Comprender por qué se terminó la relación, por qué ya no estáis juntos, por qué quieres volver con él, etc.

Es probable que, en este momento, estés muy frustrada y no pienses con demasiada claridad (lo siento, pero es lo que suele pasar cuando se corta una relación). Sin embargo, es un paso necesario comprender la situación en la que te encuentras.

Deberías plantearte las preguntas que anteriormente he planteado para que tengas una visión clara y panorámica de por qué quieres lo que quieres, que no siempre se sabe, y es fundamental para no seguir cometiendo errores.

Cuando te plantees esas preguntas, tarde o temprano llegarás a un punto crucial y muy importante: ¿La relación se terminó por tu culpa o por la suya? Es una pregunta, como digo, crucial, muy importante.

Si la relación se terminó por tu culpa, entonces tiene sentido que busques una solución y trates de recuperar a tu pareja. Si la relación terminó por su culpa, deberías plantearte muy bien por qué quieres volver con él, y de qué forma eso puede o no beneficiarte.

Paso 2: Evaluando la situación

Cómo reconquistar a un hombre

Una vez tengas claro por qué terminó la relación y hayas entendido si fue o no culpa tuya, llega el momento de evaluar la situación en la que estás. Evaluar la situación tiene que ver con dos aspectos fundamentales.

Por un lado, debes plantearte si has cambiado lo suficiente. Es decir, si tú eres la responsable de que la relación terminase, es obvio que deberías cambiar antes de intentar recuperarlo, porque si no, la relación estará condenada al mismo fracaso.

Por otro lado, una vez tengas claro si has cambiado o no, y cómo quieres actuar desde ese momento, debes plantearte cómo está la situación con tu expareja en ese mismo momento. Es decir, ¿tenéis una amistad? ¿No tenéis ningún tipo de contacto? ¿Os veis ocasionalmente?

En definitiva, el segundo paso consiste en evaluar la situación para poder tomar decisiones inteligentes a partir de ahí.

Paso 3: Haciendo uso de las amistades

En el caso de que mantengáis una relación de amistad y más o menos os tratéis con facilidad, puedes pasar directamente al punto cinco. Sin embargo, vamos a hablar en este punto y el siguiente de aquellos casos en los que la relación se ha roto por completo.

Cómo recuperar a un hombre

En esta situación, lo normal es que la pareja no tenga ningún tipo de relación. Es, por lo tanto, difícil de retomarla, porque, además, suele ocurrir que la otra parte no tiene el más mínimo interés en dar pie a que vuelva a surgir esa relación.

En este caso, lo más recomendable es hacer uso de las amistades en común. Te resultará mucho más fácil acercarte de nuevo a él si tienes un conjunto de amistades que le van recordando lo bien que estabais juntos, la pena que es que ya no lo estéis, etc.

Para ello, te recomiendo que le pidas ese favor a las amistades que tengáis en común y que más apoyaran vuestra relación.

Paso 4: Acercándote a él

Después de crear esa opinión a su alrededor, a través de sus amigos, de que vuestra relación era algo interesante y que merecería la pena mantenerla, puedes pasar a tratar de volver a tener cierta comunicación y relación con él.

No siempre es fácil, pero suele serlo, sobre todo después de lo mencionado en el punto anterior. La clave aquí es la sutileza. Debes acercarte de forma sencilla, quizá mandando un whatsapp, quizá coincidiendo con él en algún lugar…

Debe ser algo paulatino, para que él tampoco se agobie. Recuerda que, probablemente, él se sienta dolido y tenga una opinión de ti bastante nublada y distorsionada, por lo que lo más importante en este punto es ir con cuidado.

Después de esto, con el tiempo, podrás ir aumentando el tiempo que pasas con él, las conversaciones, y, en general, la relación irá volviéndose cada vez más normal dentro de los parámetros de una amistad.

Paso 5: Creando un nuevo clima de confianza

Una vez notes que vuestra nueva relación ya está más o menos consolidada, debes empezar a crear un nuevo clima de confianza. Es importante señalar que, en este punto, la relación de amistad que tengáis, es probable que no sea demasiado normal.

Cómo reconquistar a un chico

No te preocupes, es lo normal. Es perfectamente normal que haya situaciones de cierta tensión, momentos de bajón y momentos en los que algo parezca que no cuadra. Al fin y al cabo, ambos estáis dispuestos a tener una amistad, pero tenéis en mente que eráis pareja, y eso lo hace todo un poco más raro.

Simplemente, trata con naturalidad ese tipo de rarezas en vuestra relación, y encárgate de generar un cierto clima de confianza que propicie las conversaciones tranquilas sobre todo tipo de temas, incluyendo, ocasionalmente, aspectos de vuestra antigua relación.

Paso 6: Demostrando tus cambios

Durante esta fase, es importante demostrar que se ha cambiado la forma de ser. Pero, ojo, es muy importante demostrarlo, no limitarte a decir que has cambiado. Como siempre, los hechos son más importantes que las palabras.

Tienes que ir demostrando que has cambiado según tienes esa nueva relación de amistad. Por ejemplo, si vuestra anterior relación fracasó porque eras una persona que no tiende demasiado a la comunicación, debes mostrarte capaz de hablar con él de cualquier tema.

La cuestión fundamental es que él se dé cuenta de que sigues poseyendo todo aquello que te convertía en una mujer atractiva a sus ojos, pero que aquellos elementos que dificultaban la relación contigo, o han desaparecido, o están desapareciendo.

Paso 7: Conversando sin tapujos

Este punto me parece uno de los más importantes. A medida que la relación que hemos descrito hasta ahora vaya avanzando, es muy importante que seas capaz de ir introduciendo en la conversación elementos acerca de vuestra anterior relación.

Al principio, este tipo de temas pueden resultar difíciles de tratar, y es importante no presionar al respecto. Si ves que no se siente cómodo, cambia de tema y oriéntalo hacia otro punto. Pero, recuerda, ve insistiendo poco a poco, porque hablar de vuestra anterior relación es importante.

Después de no mucho tiempo, podréis tratar el tema con naturalidad, y entender conjuntamente qué es lo que falló y comprobar hasta qué punto ambos estáis dispuestos a resolverlo.

Paso 8: Marcando territorio

En este punto, es probable que ya te hayas dado cuenta de que la relación que mantenéis está en el límite entre la simple amistad y el interés en intentar una nueva relación. Sin embargo, en este punto, se puede ir hacia adelante o hacia atrás.

Es probable que él esté planteándose si le conviene volver a probar contigo, o tratar de buscar una nueva relación con otra persona. Y es por ello que, en este punto, tú debes ser capaz de marcar tu territorio.

Evidentemente, no te hablo de que le pegues una paliza a cualquier chica que se acerque a él. Lo que digo es que, si quedáis, y él te quiere hablar de alguna otra chica, no te prestes a hablar de ella y, por supuesto, mucho menos a decirle que le iría bien estar con ella.

Le tiene que quedar claro que lo que tú quieres es retomar la relación, aunque no lo digas abiertamente.

Paso 9: Invitándolo a algún sitio

Por último, llegados a este punto, lo más probable es que ambos estéis dispuestos a probar de nuevo la relación. Como recuperar a un hombre en un parque no es fácil, mi recomendación es que quedéis para ir a algún lugar que os parezca interesante.

Puede ser un lugar en el que, anteriormente, hicierais algo que resultó importante para vuestra relación, o que ambos recordáis de forma positiva. Ese tipo de lugares son los mejores para tratar de recuperar la relación.

Aprovecha para recordar momentos interesantes de vuestra relación, comer lo que más os gusta a cada uno, hacer las actividades que hacíais cuando eráis pareja,… En definitiva, haz que el día merezca la pena para que sienta la necesidad de volver a estar contigo.

Paso 10: La última batalla

Y, por último, tienes que lanzarte. No debería ser muy difícil. Si has seguido los anteriores pasos y él te ha acompañado a darlos, él también estará deseando iniciar de nuevo la relación contigo.

A partir de aquí, todo lo que tienes que hacer es tratar de “arrastrarlo” a tener una relación nueva contigo. Puede que ese día especial acabéis despidiéndoos con un beso, pero al día siguiente él vuelva a estar reacio a mantener la relación.

Como reconquistar a un hombre

Es normal que en esta fase haya muchas dudas. Simplemente, dale un poco de espacio, pero sigue quedando con él y teniendo una relación cariñosa, aunque no sea cien por cien estable. Al poco tiempo, estaréis como antes de romper… ¡Pero no vuelvas a cometer los mismos errores!

Consejos prácticos para recuperar a un hombre

Aquí te dejo algunos consejos acerca de cómo recuperar a un hombre:

  1. El lugar que elijáis para retomar la relación, debe tener importancia para ambos. No importa el lugar en sí mismo, sino lo que os transmita.
  2. Durante las conversaciones que tengas con él, haz especial hincapié en las cosas buenas que tenía vuestra relación, y evita las malas tanto como sea posible.
  3. A pesar del consejo anterior, cuando habléis directamente de vuestra relación y toquéis algún problema, trátalo con naturalidad, no trates de negar la existencia de dicho problema.
  4. Haz evidente que has cambiado. Esto es fundamental. Debes demostrar que ya no eres la misma persona que motivó la persona, y que ahora podrías mantener la relación durante mucho más tiempo.
  5. Puedes mantener relaciones cercanas con otros hombres mientras recuperas a tu pareja para darle ciertos celos que le obliguen a querer retomar la relación contigo más rápidamente (salvo que la relación se rompiera por esa razón, claro).

Lo que NO debes hacer para recuperar a un chico

A continuación te menciono algunas cosas de importancia que no debes hacer si lo que estás tratando de averiguar es cómo reconquistar a tu esposo:

  1. Si la relación que teníais se rompió porque te gustaba mucho coquetear con otros hombres y él no soportaba los celos, debes evitar el último consejo de la lista anterior, por supuesto.
  2. No presiones en ninguno de los momentos a tu chico. Si no quiere verte, no quedéis, dale tiempo. Si no quiere hablar de algo, no insistas, dale tiempo. La paciencia es importante.
  3. No parezcas desesperada. Una cosa es que quieras retomar la relación, y otra muy diferente es que parezca que te resulta imposible encontrar otra relación.
  4. En el tercer paso, no uses cualquier amistad. Piensa en aquellas que mejor opinión tenían de vuestra relación de pareja. Esas serán las que más te ayuden.
  5. Si alguna de sus amistades le están diciendo que romper contigo fue una buena decisión, no las critiques. Sé comprensiva, diciendo, por ejemplo, que si le dicen eso es porque consideran que es lo mejor para él y, por lo tanto, son buenos amigos (aunque en tu interior pienses todo lo contrario).

Como puedes ver, el cómo recuperar a tu ex no es algo sencillo de responder, y mucho menos de conseguir, pero si sigues estos pasos y consejos quizas puedas volver a tener a tu pareja a tu lado.

¿Quieres saber como logré recuperar a mi ex?

Ahora querida lectora, viene lo mejor. Dame 5 minutos más de tu tiempo y sabrás como logré recuperar a mi ex de mi vida, ¡allá vamos!

Me llamo Elena y puedo decirte que soy una mujer feliz. Tengo un trabajo que me encanta y vivo con mi pareja, Juan.

Elena y pareja

Soy de las pocas personas que se confiesan enamoradas de su trabajo. Podría pasarme horas contándote lo que hago cada día. Pero no te preocupes, que no voy a aburrirte con mi vida laboral. Creo que no has llegado aquí para eso.

Te contaré mi historia con mi novio, Juan. Somos muy felices y nos queremos mucho. Pero también hemos tenido dificultades serias y de esto es de lo que te quiero hablar.

Todo empezó hace 7 años

Juan y yo comenzamos a salir juntos hace 7 años y todo era maravilloso. No, no exagero. Él es un hombre de los que saben escuchar, de los que te prestan mucha atención y esto yo lo valoro mucho. Cuando hablábamos me sentía el centro del universo. Esto no lo había encontrado antes en ninguna de mis parejas.

Compartíamos muchas aficiones: los animales, el cine, el ciclismo, la escalada… Como cualquier pareja, salíamos solos muchas veces pero no dejamos de lado a nuestros amigos. Algunas veces llegamos a juntar a mi pandilla de siempre con la suya. También mis padres y hermanos conocieron a la familia de Juan.

Todo parecía perfecto. Hasta que noté que Juan empezaba a comportarse conmigo de una manera más fría. Realmente no le di importancia. Tenía asumido que no todo en una relación de pareja era de color rosa. Pero las cosas empezaron a empeorar y un día me comunicó que no quería seguir conmigo.

Una ruptura inexplicable

Yo no lo entendía. Llegué a pensar que se había enamorado de otra y se lo pregunté. Él me aseguró que no era así, pero lo cierto es que ya no me quería como antes. Ante aquella confesión, no había nada que hacer. Intenté convencerle de que podíamos volver a empezar pero no cedió. Su decisión estaba tomada.

Me quedé devastada. Había tenido otras relaciones pero no tan importantes como esta. Veía a Juan como el hombre de mi vida y no podía entender por qué se había alejado de esta manera.

Los días iban pasando y no conseguía superar la tristeza de haber perdido a mi novio, aunque de alguna manera pensaba que el tiempo podría curarlo todo. Total, tampoco era la primera vez que me dejaban. Pero pasaban semanas y meses y yo seguía llorando a diario.

Me sentía culpable y llena de vergüenza. No me atrevía ni a hablar con mis amigas de la ruptura con Juan. Un día me armé de valor y le conté a una de ellas cómo me sentía. Ella me ayudó en lo que pudo. Pero cuando nos fuimos cada una a nuestra casa volví a sentirme apenada.

El encuentro con mi prima hizo que saltaran mis alarmas

Unas semanas más tarde me encontré por la calle a una prima mía. Estaba con su novio, con el que había roto tres meses antes. Se les veía muy contentos. La verdad es que no pude evitar esbozar una sonrisilla pícara en cuanto los vi. Vaya calladito se lo tenían…

Al día siguiente envié un mensaje a mi prima, mostrándole mi alegría por haberla visto de nuevo feliz junto a su pareja.

Entonces ella me comentó:

“¿Y por qué no intentas tú volver con Juan?”

Tras aquellas palabras me quedé de piedra. Era como si de repente comenzase a escuchar a ese Pepito Grillo que todos tenemos diciéndome: “¡Vamos, Elena! ¡Si esto es lo que tú quieres!”

Y era cierto. Pero me negaba a reconocerlo porque lo veía imposible.

Aquella noche la pasé sin dormir apenas. No hacía más que darle vueltas a la cabeza. Si mi prima había conseguido volver a salir con su novio, ¿por qué no podía conseguirlo yo con el mío? Por otra parte, pensaba que aunque lo intentase no lo conseguiría ya que Juan parecía muy seguro de lo que hacía cuando rompió conmigo.

Había algo que me impedía acercarme de nuevo a él, una especie de muro imposible de derribar. Ese muro era el miedo. Miedo a que acabase detestándome. Miedo de volver a equivocarme. Miedo de no saber abordarle de la manera adecuada.

A la mañana siguiente, mi madre me vio tan mal que me recomendó ir a un psicólogo. Yo tenía dinero de sobra para pagarlo pero me negué. ¿Para qué? Un psicólogo no iba a devolverme a Juan.

De foro en foro y de blog en blog… hasta que di con la solución

A veces me refugiaba en internet para ver cosas que me entretenían. También solía buscar foros y blogs sobre relaciones de pareja. Leer experiencias similares a la mía me reconfortaba un poco, al menos sabía que no era la única que estaba en horas bajas.

En esas búsquedas encontré el ebook “Volver con él”, escrito por Andrés Cazares. Leí la página por encima pero no le hice mucho caso.

volver con el banner

“¿Cómo va a saber este Andrés lo que sentimos las mujeres?”, pensé.

De todas formas, algo tenía que me picó la curiosidad. Al cabo de un rato volví a la web y la leí detenidamente. Entonces vi que realmente el autor sabía de lo que hablaba y compré el ebook. No tenía nada que perder.

En cuanto empecé a leer se hizo una luz en mi mente y empecé a comprender todo lo que sucedió y cómo se había desarrollado mi relación de pareja. Nunca fui capaz de darme cuenta de los errores que cometí hasta que leí el libro. Comprendí que esos errores me llevaron al distanciamiento con Juan.

Leí el libro de tirón el mismo día que lo compré. Cuando un libro me gusta mucho no lo puedo evitar. De todos modos, me di cuenta de que tenía que volverlo a leer mucho más despacio porque no se trataba del típico libro que te da una serie de fórmulas generales. En el ebook “Volver con él” hay una explicación completa sobre cómo acercarte a tu expareja y recuperarle.

Además, no solo te enseña lo que tienes que hacer para que tu expareja vuelva a enamorarse de ti, sino que también te da pautas y consejos para que la relación venidera sea fructífera. Habla, por ejemplo, de la comunicación no verbal. Y es que con los gestos y la mirada expresamos mucho más que con las palabras, pero normalmente no nos damos cuenta.

Dos años de intensa felicidad… y lo que nos queda

Pero vamos a lo que interesa. Juan volvió a mi lado. Aplicando al pie de la letra todo lo que el libro decía, lo conseguí. Esto fue hace dos años y al cabo de seis meses de volver a retomar nuestra relación nos fuimos a vivir juntos. Como te he comentado al principio, somos muy felices, mucho más que cuando comenzamos nuestra primera relación de pareja. Y lo más probable es que aumentemos pronto la familia.

Elena y pareja 2

Después de lo que he vivido, recomiendo a todo el mundo este libro. No solo habla de volver con tu pareja en caso de ruptura. Nos enseña además a mostrar la mejor versión de nosotros mismos. Esto es lo que nos hará realmente exitosos y felices en la vida: con la familia, los amigos, nuestro trabajo y, por supuesto, nuestra pareja.

Si has roto con tu pareja y quieres que vuelva contigo, no te quedes parada lamentándote. ¡Lee “Volver con él” y llévalo a la práctica!

banner volver con el horizontal

Si has leído ya “Volver con él” y seguido sus consejos, ¡anímate a compartir tu experiencia en este blog! Ayudarás otras personas a dar un paso más hacia la felicidad.

[Votos: 12 Media: 3.4]

25 Comentarios

  1. Antonia 28 abril, 2017
  2. Carmen 28 abril, 2017
  3. Ainhoa 12 abril, 2017
    • Elena 28 abril, 2017
  4. Ester 31 marzo, 2017
  5. Estefania 13 marzo, 2017
  6. blanca dominguez 28 diciembre, 2016
  7. Airam 26 diciembre, 2016
  8. María 6 diciembre, 2016
    • Yenifer 6 febrero, 2017
    • Lizbet 4 abril, 2017
  9. lina 29 noviembre, 2016
  10. francesca 6 octubre, 2016
  11. Jessica 23 septiembre, 2016
  12. Ems 18 mayo, 2016
    • Elena 18 mayo, 2016
      • Ems 19 mayo, 2016
  13. Ems 18 mayo, 2016
  14. Coral 23 enero, 2016
    • Elena 23 enero, 2016
  15. LAURA MIGUEL 12 noviembre, 2015

Deja un comentario