Cómo terminar una relación

Cuando tu pareja te deja, es una situación de lo más dolorosa. Se han escrito muchas canciones sobre eso. Sin embargo, se habla bastante menos de lo doloroso y difícil que es terminar una relación en la que ya no estás a gusto. En esta ocasión, te vamos a explicar cómo terminar una relación sin lastimar.

Ante todo, sinceridad

Lo más importante a la hora de cortar una relación sin hacer daño a la otra persona, es ser sincero. ¿Por qué quieres terminar con la relación? ¿Qué es lo que no ha funcionado? ¿O, simplemente, es que ya no estás a gusto? Explicar a la otra persona la razón por la que terminas la relación, es muy importante.

No te pongas tenso ni a la defensiva. Es normal que a la otra persona le duela, es normal que ambos lloréis, que haya incomodidad… Al fin y al cabo, habéis pasado por muy buenos momentos, y ahora quieres terminar con esa relación.

Sin embargo, es mejor pasar ese mal trago, que inventar mil excusas que son mentiras para evitarlo. Si pones excusas que son falsas, en cuanto la otra persona lo descubra, le harás daño dos veces… Y lo que buscas es todo lo contrario, ¿verdad?

Además, si cortas la relación con sinceridad, puede que haya dolor al principio, pero, después, con el paso del tiempo, la otra persona agradecerá tu sinceridad y podréis mantener la amistad.

Créeme, incluso ser sincero al explicar que te estás enamorando de otra persona, ayuda a que, tras romper la relación, el trato con la expareja sea mejor.

¿Qué hacer con la amistad?

Es importante que, tras romper la relación, se mantenga una relación de amistad. Sin embargo, durante los primeros días, lo mejor es alejarse casi completamente. La razón para eso es muy sencilla: Si seguís pasando tiempo juntos, a la otra persona le resultará difícil olvidarse de ti, y tú puedes tener la tentación de recaer.

Es por ello que, en la medida de lo posible, durante los primeros días os mantengáis alejados. Tened una relación cortés y amigable, pero no quedéis, no habléis más de la cuenta. Sencillamente, sed un par de conocidos y amigos, pero tened claro que habéis acabado de romper una relación, y seguir pasando tiempo juntos solo puede perjudicaros.

Algunos consejos extra

No inventes excusas. Este es el aspecto fundamental. Inventar excusas, en primer lugar, te convierte en un cobarde que no se atreve a explicar con claridad por qué quieres terminar la relación, pero, además, conduce a que dañes a la otra persona.

No trates de poner el peso de la ruptura en tu pareja. Ella no tiene la culpa de que tú te hayas cansado, y hacer que se sienta mal por lo que no tiene responsabilidad, te convierte en una mala persona.

Simplemente, explícale tu situación, cómo te sientes y por qué quieres romper. Tarde o temprano lo comprenderá y te agradecerá tu sinceridad y tu voluntad de no querer hacerle daño poniéndole una excusa ni manteniendo una relación que, a la larga, iría mal porque uno de los dos no está a gusto con ella.

Como ves, terminar una relación es algo doloroso y difícil, pero tienes que tener claro que si no lo haces, o lo haces mal, acabarás haciendo más daño a la otra persona, porque las mentiras jamás duran mucho tiempo. Espero que estos consejos acerca de cómo terminar una relación sin lastimar te sean de ayuda… ¡Todos los hemos necesitado alguna vez!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *