Cómo superar una infidelidad

La infidelidad es uno de los problemas de pareja más difíciles de superar y que mayor trauma y peores consecuencias pueden acarrear para la relación de pareja. Es por ello que conviene tener conocimiento de cómo superar una infidelidad y cómo tratar el tema una vez ocurre.

Y es que, aunque tú creas que vuestra relación es fantástica, puede ocurrir que esa relación, poco a poco, vaya perdiendo esa característica única que os une o que, sencillamente, ocurra un desliz y os encontréis con el problema.

Por todo ello, hoy explicamos cómo superar una infidelidad.

Cómo superar una infidelidad: Paso a paso

A continuación te detallo los pasos más comunes a la hora de superar una infidelidad. Puede que no te gusten, porque a nadie le gusta tener que aceptar que su pareja le ha engañado, pero, si quieres salvar la relación, tendrás que tener en cuenta estos puntos.

Paso 1: ¿De verdad existe la infidelidad?

Lo primero que tienes que determinar es si realmente existe infidelidad. Probablemente, si estás leyendo esto es porque ya sabes que sí existe, pero también podría ser que supongas que existe una infidelidad y estés tratando de adelantarte a los acontecimientos.

Es mala idea. Adelantarse a los acontecimientos y preocuparse por adelantado nunca es buena idea. Si no tienes constancia de que existe infidelidad, deberías comprobar si existe o no antes de tomar ninguna decisión.

Sobre cómo saber si tu pareja te es infiel hay mucho escrito y todo el mundo conoce técnicas al respecto, así que no vamos a detallarlas aquí. Simplemente, te señalamos que debes saber si existe infidelidad o no, porque si das pasos pensando que sí existe y en realidad no es así, no solo quedarás muy mal frente a tu pareja, sino que ésta verá tu falta de confianza, y eso deteriorará inevitablemente la relación.

Paso 2: Enfrenta la realidad

Ahora bien, asumiendo que existe la infidelidad, lo primero que debes hacer es enfrentar la realidad. Es decir, no puedes pensar que la infidelidad ha sido fruto de un desliz y no de un enamoramiento de tu pareja sin haberlo consultado con ella. Tampoco puedes engañarte fingiendo que no ves las pruebas que indican que existe una infidelidad o algo parecido.

Es obvio que, para solucionar algo, hay que enfrentarse a ello. Y sé que en ocasiones puede resultar muy difícil, pero es necesario hacerlo.

Paso 3: Habla con tu pareja

Una vez te hayas enfrentado a la realidad y tengas claro que sí existe infidelidad y que no tiene sentido pensar que no es así, deberías sentarte con tu pareja, y hablar del tema.

Es posible que ella ponga reparos, sobre todo si no sabía que tú habías descubierto la infidelidad. También es posible que trate de negarlo, que se ponga nerviosa y que, incluso, se ponga histérica.

Como superar una infidelidad

La mejor forma de enfrentarse a esa situación es con calma. Simplemente, muestra las pruebas y las razones por las que crees que te está siendo infiel, con calma, sin ponerte tú también nervioso, y deja que, poco a poco, ella misma se dé cuenta que no tiene sentido mantener el engaño.

Poco a poco irá derrumbándose esa mentira construida para que tú no sepas de su infidelidad, y podrás hablar con ella más fácilmente. En ese momento, podéis pasar al siguiente punto.

Paso 4: Perdónala, o deja que se vaya

Llegados a este punto, tienes que averiguar si tu pareja te fue infiel de forma ocasional, si te es infiel de forma repetida (aunque sea esporádica) sin que existan relaciones sentimentales, o si, realmente, está enamorándose de otra persona.

Cada caso conlleva un tratamiento diferente. En el caso de que se trate de un desliz, lo más recomendable es perdonarla. No le voy a dar muchas vueltas a esto, porque sé que a ti te parece algo imperdonable y todo lo que quieras, pero lo cierto es que un desliz también lo puedes tener tú. Es algo puntual y no es suficiente para tirar por la borda una relación.

En el caso de que tu pareja te sea infiel de manera repetida, la cosa cambia. Eso es que no valora en absoluto la relación que tiene contigo… O que no eres capaz de satisfacerla. Si lo único que busca fuera de la relación es sexo, todavía puede tener una solución si habláis el tema.

Aunque cuando la infidelidad es tan constante y con este único objetivo, suele señalar más el gusto que tiene tu pareja por las infidelidades y el morbo que generan, que una simple insatisfacción en la cama.

Por último, si la infidelidad de tu pareja se debe a que está empezando a enamorarse de otra persona, es un problema que no es ni un desliz ni una serie de relaciones puramente sexuales. Así, estás en un problema, porque está dejando de quererte a ti para querer a otro. En ese caso, lo único que puedes hacer es dejar que se vaya, porque de lo contrario sufriréis los dos.

Estas son las tres opciones, y tú tienes que averiguar en qué caso te encuentras y actuar en consecuencia.

Paso 5: Recupera la confianza

En el caso de que, finalmente, vayas a continuar con ella, ya sea porque se trató de un simple desliz o porque te ha prometido que no volverá a suceder y tú le has dado tu voto de confianza, el siguiente paso es, efectivamente, recuperar la confianza.

Cómo superar una infidelidad en la pareja

Es obvio que después de una infidelidad tendrás menos predisposición a confiar en ella, pero también es cierto que, a medida que vaya avanzando el tiempo, irás recuperando la confianza perdida, siempre que ella no haga que vuelvas a sospechar.

Esto también exige cierto compromiso por tu parte. No puedes estar pensando a todas horas que te va a volver a engañar, porque entonces la relación no prosperará: Habrá una gran falta de confianza y, además, le pondrás una gran presión a ella.

Paso 6: Ni te vengues, ni hagas que desconfíe

Por último, he de decir que tú no tienes ni que vengarte, ni hacer que desconfíe. El primer punto, el de no vengarte, parece más que obvio y no merece mucha explicación: No puedes engañarla porque ella hizo lo mismo que tú. Un problema no arregla otro problema.

El segundo punto sí parece más discutible. ¿No hacer que desconfíe? ¡Pero si fue ella la que me engañó! Sí. Sin embargo, cuando se comete una infidelidad, el mayor miedo que se tiene es a que la otra persona haga lo mismo por venganza. No le des pie a que piense eso, porque entonces la relación no avanzará.

Consejos prácticos para olvidar una infidelidad

Aquí tienes unos concejos para olvidar la infidelidad cuando antes:

  • No pienses demasiado en ello.
  • No estés detrás de ella continuamente. Mientras más la persigas, más cosas encontrarás que te “preocupan” aunque no signifiquen absolutamente nada.
  • Permite que ella te demuestre que no va a volver a suceder. Cuando haga algo para complacerte, no seas cruel.
  • Acepta que la carne es débil, y que no por ello merece la pena tirar por la borda algo que cuesta mucho más construir, como es una relación.

Cosas que no debes hacer para superar un engaño

Y, por otro lado, también hay que mencionar algunas cosas que no deberías hacer bajo ningún concepto si tu objetivo es superar un engaño:

  • No desconfíes de tu pareja porque te ha sido infiel una vez. Quién sabe qué circunstancias fueron aquellas. Es probable que sea completamente imposible que vuelvan a darse.
  • No te vengues. Eso no es solución a ningún problema y, además, habla muy mal de ti. Estás buscando información sobre cómo perdonar una infidelidad… ¿Desde cuándo la venganza es una forma de perdonar?
  • No te arrastres. Este punto también es importante. Yo te estoy dando consejos acerca de cómo hacer para superar una infidelidad, pero estos consejos solo aplican en el caso de que merezca la pena mantener la relación. No quieras vivir en un engaño constante y ser tú el último en enterarte siempre.
  • No seas injusto. He visto a personas que han cortado una relación por una infidelidad… ¡Cuando ellos habían sido infieles repetidas veces! Tenemos un concepto machista de que el hombre puede ser infiel pero la mujer no. Por favor, sé justo.

Conclusión

En definitiva, el cómo superar una infidelidad es fácil de explicar en teoría, pero en la práctica requiere bastante más dedicación y preparación mental. Al fin y al cabo, a nadie nos gusta que nos engañen, y, cuando eso sucede, se enfrenta el amor que sientes con el dolor que produce el engaño.

La respuesta nunca es fácil, pero mi humilde consejo es que, si se trata de un desliz ocasional y la relación merece la pena… Lo mejor es perdonar. No merece la pena tirar por la borda todo lo que habéis construido porque alguien haya sido débil por un momento. ¡Te podría haber pasado lo mismo a ti!

2 Comments

  1. Marina 21 diciembre, 2015
    • kike garza 26 noviembre, 2016

Deja un comentario