Saltar al contenido
Amor amargo

Lo bueno y lo malo de buscar el amor de tu vida por Internet

En el estilo de vida contemporánea, solemos sacrificar parte de nuestro tiempo para la sociabilización. Entre las actividades cotidianas, el trabajo, la familia y el descanso, se nos va el día casi sin haber tenido conversaciones interesantes.

Conocer gente es cada vez más difícil y especialmente a personas con intereses similares a los nuestros. Por eso, tener a Internet como aliado puede sernos de gran utilidad. Las salas de chat siguen más vigentes que nunca y siempre serán una gran opción para conocer al amor de tu vida o a tus mejores amigos. Pero hay que saber algunas cosas importantes para que nuestra experiencia en este proceso sea agradable y nos genere la confianza suficiente para desarrollar situaciones cómodas y seguras.

Lo bueno

  • La ubicación

Los mejores sitios de chat gratis incluyen la posibilidad de seleccionar la ubicación de los usuarios de la sala. Así podremos ingresar para conocer gente de nuestra ciudad, región, país o continente.

  • Los intereses

Además de la ubicación, también podemos ingresar a salas con temáticas que sean de nuestro interés. Así las conversaciones serán mucho más fluidas y hay muchas más probabilidades de conocer gente con ideas y gustos similares a los nuestros.

  • Comunidad LGTB

La comunidad LGTB también tiene su espacio en las salas de chat. Si tu orientación sexual pertenece a esta comunidad, puedes dar el paso para conocer a personas interesantes en un espacio cómodo y seguro.

  • La edad

Además de la ubicación y los intereses, conocer gente con tu mismo rango de edad puede ser de gran ayuda para tener conversaciones agradables. Casi todos los sitios incluyen salas para grupos de edades específicas.

Lo malo

  • Los deshonestos

Nadie nos asegura que la persona que está detrás del teclado es la que dice ser en Internet. Pero esto dejará de ser un problema cuando obtengamos la experiencia necesaria para saber identificarlos. Además, los sitios de chat seguros expulsan y bloquean a usuarios que roben o falsifiquen su identidad.

  • El spam

Se le llama spam a la publicidad no deseada que nos llega al correo electrónico, o que vemos en redes sociales sin nuestro consentimiento. Las salas de chat no son ajenas a esta herramienta publicitaria y muchas veces las conversaciones públicas pueden ser dificultosas. Sin embargo, toda sala de chat incluye un moderador encargado de bloquear estos anuncios.

  • La seguridad

Una vez que hayamos desarrollado una cierta confianza con nuestros nuevos amigos y posibles amores, podremos empezar a concertar encuentros virtuales a través de espacios privados en las salas de chat, o en redes sociales y en servicios de mensajería instantánea y videoconferencia (como Whatsapp o Skype).

Pero cuando demos el paso hacia los encuentros en persona, tendremos que adoptar medidas de precaución que nos garanticen un encuentro seguro. Por ejemplo, ir en compañía de un amigo o familiar; concertar la cita en algún lugar público; y no dar nuestra dirección hasta estar completamente en confianza.