Como excitar a un hombre

La razón de la sinrazón que a la razón se escapa. Entendiendo el sinsentido del mecanismo adecuado de como excitar a un hombre conseguiremos el éxito deseado. Un hombre es simple y absurdo a la vez. Se siente atraído por lo que no puede alcanzar con facilidad. Una chica ligerita de cascos puede calentar a un hombre y tenerlo por una noche, dos o quince. Pero siempre será su gatita sumisa. Siempre estará un peldaño por debajo de su macho, y eso suena muy casposo en los tiempos que corren. La mayor arma de seducción de una mujer es la paciencia. Esa serenidad de la confianza en sí misma. Quien ha comprobado sus armas de seducción en otros hombres y ha visto el resultado, no debe correr. No estamos en una carrera. A fuego lento, la leña arderá mejor y su fuego será más longevo. Si quieres saber como excitar a un hombre, será mejor que tejas tu tela de araña al detalle y con mucho esmero.

Como excitar a un hombre

Tu seguridad, tu actitud. Sea tu día o no lo sea, estés más o menos guapa hoy. Tu paso firme, tu mirada de reojo que le deja dudando de si le has mirado o no. Tu amabilidad con los demás, tu sonrisa fácil y encantadora. Sin embargo, tienes tantas cosas que hacer siempre, tanta felicidad en tu vida, que no necesitas su atención. Si te hace caso bien y sino también. Olvidarte de él, poder estar sin él, para poder seducirlo. He ahí la gran paradoja. Quizás pienses que estoy dándote los primeros consejos sobre como enamorar a un hombre, pero no, te estoy enseñando como excitar a un hombre antes de acostarte por primera vez con él, a través de tu actitud. La idea es que le resultes tan atractiva que le impongas, que el momento de mantener relaciones sexuales contigo sea tan especial para él que se ponga nervioso, que le cueste mantener la erección el primer día, o en su defecto, se obsesione con satisfacerte como mujer. Un hombre a tus pies, como en el amor cortés. ¿No es adorable? Qué mono.

¿Como excitar a un hombre? Tu carácter.

Por fin se acerca a ti. Tu enigma, tu misterio, tu falta de ansiedad por conseguirlo, lo han acercado a ti. Eres como ese diamante dentro de la cueva, por el que se jugaría la vida, por el que incluso teniendo novia, iría a por ti. No eres su amiga, no te conoce de nada, pero necesita estar cerca de ti, necesita saber quien demonios eres. Porque cuando entras por la puerta de algún sitio, tu magia atrae las miradas de los demás. No es tu belleza física lo que les llama la atención, es tu clase, tu estudiada estética (aunque sea desenfadada y parezca que no te has arreglado, hay a quien le queda bien ir así), tu felicidad, lo comedida que eres, lo bromista, lo despreocupada, lo educada. Simplemente tú. Si sigues preguntándote como excitar a un hombre te diré algo: pasado ese periodo de aprendizaje en el que toda persona necesita limar sus defectos, su inmadurez y formarse como persona mayor, no hay cosa que  excite más a un hombre que tu esencia. Sé tú misma. Si lo eres, nunca encontrará lo que tú le das en otra. Una de las claves de como excitar a un hombre es tu originalidad. Da tu mejor versión de ti misma, no intentes tomar como ejemplo a otras.

Se tu misma

Como excitar a un hombre en la cama

Tal vez pienses que he tardado mucho en entrar en materia. ¿Sabes qué? Si piensas eso, creo humildemente que estás muy equivocada. Tal vez ahí radiquen tus problemas a la hora de como excitar a un hombre, no te saltes los pasos, lo que es demasiado fácil no pone. ¿De qué profesores te acuerdas, de los que te aprobaron sin rechistar o de aquellos que exigieron lo mejor de ti?

Ahora que él te valora tanto, ahora que sus manos tiemblan por tocarte, tienes el poder. Deja que él empiece, que te dé el primer beso. Vayamos al grano. ¿Como excitar a un hombre físicamente? Veamos. El arte de besar. Es tan importante que beses bien. Un buen beso no es todo lengua, no es todo labio, es una fusión perfecta, es intuir el movimiento de tu compañero, es la dulce suavidad de la pasión. Así, suavecito, como diría Ricky Martín. Y es que en esto de las artes amatorias, admitámoslo, los del sur ganan por goleada. Aprendamos pues de los expertos. Lo besas bien, prueba superada. Entre beso y beso le muerdes la barbilla, sí, eso lo ha matado. Vas bien. En alguna ocasión acariciarás su oreja, su cuello y su nuca. Es posible que él haga lo mismo. Mientras él actúa, vas a respirar fuerte en su oído. No es necesario que gimas, no armes un escándalo. Si lo haces sonará fingido y además le estás dejando entrever que te encanta lo que te está haciendo, lo cual si eres sexualmente buena, te va a pasar 2 de cada 10 veces que te acuestes con alguien.

Labios rojos

El calor de tu aliento en su nuca, en su oreja, en su cuello, esas pequeñas cosas que lo vuelven loco. ¿Como excitar a un hombre sin acariciarlo? El cariño es la regla número uno.

Los hombres, sin darse cuenta, buscan a una mujer igual que buscaban la teta de su madre para que los amamante. Un hombre se excita rápido y quiere ir a por todas, pero una mujer se va calentando poco a poco, hasta llegar a un punto de cocción en el que es una llamarada. Si eres así, debes alargar los preliminares para que él aguante hasta verte en tu punto álgido. Un buen sexo no está pautado. Detesto aquellas personas que besan primero, luego bajan y te chupan un pezón, luego remolonean hasta practicarte el sexo oral haciéndose las interesantes. Por el amor de Dios, saca tu instinto animal, huélelo, ponte un poco guarra, bastante has esperado ya, ahora lo tienes que aniquilar en la cama, engánchalo por el sexo, y tendrás macho para rato. Haz lo que tu instinto te diga, pero recuerda estos tres puntos claves: El lugar del brazo en el que te sacan sangre las enfermeras, por el cual debes pasar tu lengua, calentarlo y soplar, para volver a chupar y besarlo (si el chico es higénico y no eres pudorosa, haz lo propio en sus axilas, lo dejarás KO, tal vez seas la primera en hacérselo, verá las estrellas, soy hombre, sé lo que digo) ; las rodillas: mordisquéalas alrededor de la rótula, chúpalas, has bajado casi hasta los pies, de hecho se los estás acariciando… ¿Tanto le gusto que me quiere comer hasta los pies? Esta mujer es una bestia (piensa él); y por último la ingle, esa zona mortal, muérdela y succiónala, baja hasta sus testículos y acarícialos, sigue más abajo casi hasta el ano, y llegado a ese punto tú misma.

El sexo oral

Vale, es cierto, si eres un desastre mamando no tienes mucho que hacer.  Si tu sexo oral es un desastre, voy a enseñarte a trabajar bien un falo. Llegados a este punto, haz una cosa, escúpete en la mano y masturba suavemente su glande (su capullo, vaya), con la palma de su mano, acércatelo a la cara y huélelo un poco como la que no quiere la cosa, acarícialo con los dientes sin hacerle daño y métetelo en la boca, saboréalo, en el fondo te encanta, te estás poniendo mala. Que se note que te gusta, no temas, a él le pone cachondo ver que lo vives, que te gusta mucho tu miembro. Los hombres somos unos ególatras, no es novedad. Lentamente, métetelo hasta la garganta, intenta hacerle sentir como si te estuviese follando, como si tu garganta fuese tu vagina. Cuando llegues a la base de su pene (con un poco de suerte el chaval la tendrá grande, eso ayuda) muérdela suavemente, o no tan suavemente, que vea hasta donde te has metido su palo. Que lo sienta. Él está babeando por comerte, por humedecer con su boca tu vagina antes de metértela. Qué bien te estás portando. Es el momento de “hacer el amor”. Toma las riendas, siéntate encima y haz sesión de piernas, siempre que seas tú la que se mueva él sentirá más, así que muévete tú sea cual sea la postura, y no dejes de besarlo y de morderlo. Si él quiere llevar ahora la batuta, déjalo que te dé candela, no seas tonta. Te va a empotrar, te os has ganado. Has hecho de él un macho empotrador. A partir de este momento, eres libre para guarrear. Eso sí, cuando él se vaya a correr no pares, o tardará más en eyacular y eso es muy desagradable, cuando veas que está a punto de terminar, dalo todo. Pásatelo bien, mujer, y, ahora que sabes como excitar un hombre, no pares aquí, sigue perfeccionando tu táctica y comenta la jugada tomando un café con tu mejor amiga, aprenderéis juntas. Ríete con ella. La experiencia es un grado. Eres más sexy que nunca. Enhorabuena, has superado nuestro curso de como excitar a un hombre. ¡Prueba superada!

Deja un comentario