Consejos para mantener una relación a distancia

Cada vez es más normal ver parejas que mantienen una relación a estancia. Las razones suelen ser dos básicamente: que por trabajo o estudios se hayan tenido que marchar a otro lugar, o que desde un principio las personas se hayan conocido a través de la red, separándoles cientos o miles de kilómetros.

Las facilidades que tenemos con las nuevas tecnologías hacen que las relaciones a distancia cada vez sean más posibles, pudiendo estar conectados a pesar de estar lejos. Es cierto que no es lo mismo que estar codo con codo, pero al menos podemos oír la voz y ver la imagen de la otra persona a través de, por ejemplo, videoconferencias, haciendo todo mucho más sencillo.

El flechazo en internet, una relación a distancia posible

Es cierto que las relaciones que surgen en internet pueden ser problemáticas, pero también es posible que salgan a la perfección. Las redes sociales, los hobbies… cualquier motivo puede ser una ocasión para encontrar el amor de tu vida.

Todavía hay un cierto recelo a las posibles relaciones que surgen en internet. Primero, porque hay personas que piensan que es necesario el contacto físico para poder enamorarse de alguien, y segundo, y no menos importante, porque existen personas que no cuentan toda la verdad, haciendo finalmente daño a la otra parte que está ilusionada.

Pero no todos son aspectos negativos, y es que a través de la red es posible conocer más a fondo a tu futura pareja en cuanto a personalidad se refiere. Puedes conocer sus inquietudes y sus hobbies, y escuchar y sentirte escuchado cuando tienes problemas.

Se puede decir que una relación a través de la red es contraria a las habituales. Normalmente, una persona que te atrae físicamente y después conoces su personalidad consigue enamorarte, mientras que a través de internet primero te engancha la forma de ser de la otra persona.

Cómo mantener una relación a distancia

Tanto si desde un principio la relación fue a distancia como si la situación de estar separados se ha dado más adelante, el contacto físico es la situación que más se echa de menos.  Mentiríamos si dijéramos que siempre te vas a sentir bien siguiendo algunos consejos, pero lo cierto es que aunque tendrás momentos en los que estarás más triste, entre los dos podéis hacer que todo sea mucho más sencillo.

Algunas claves para que la relación a distancia no sea tan dura son:

  • Intenta estar distraído. Piensa en aprovechar el tiempo que no estás con tu pareja. Puedes quedar con viejas amistades, practicar el hobbie que te guste, o comenzar a estudiar algún tema que te interese.
  • Estar separado de tu pareja no supone estar las 24 horas del día hablando a través de mensajes. Podéis concretar un horario en el que podáis hablar los dos tranquilamente, ya sea por teléfono o por videollamada, y aprovecharlo al máximo. De esta manera llevareis mejor el estar separados, y podéis contaros lo que habéis hecho en el día.
  • Intentad ser originales. Podéis quedar un día para comer o cenar y hacerlo enfrente de la pantalla, mandaros regalos por mensajería como se hacía antaño o sorprenderle con una foto o vídeo. Este punto depende de los gustos que tengáis y de cómo sea vuestra relación.

Además, es importante que tengáis en cuenta algunos aspectos para llevar mejor la separación y poder mantener la relación, como por ejemplo:

  • Establecer una fecha para el reencuentro. De esta manera no será algo indefinido, sino que veréis la meta cada vez más cerca.
  • Cuidado con las obsesiones. Es lógico que os echéis de menos, pero aprovecha el tiempo para hacer otras cosas y no estés pensando continuamente en estar hablando, aislándoos de los demás. Además, es lógico que hablemos de esa persona con otras ya que te ocupa gran parte de tus preocupaciones, pero los demás también tienen un límite en su paciencia.
  • No intentes hacerte el fuerte cuando os comuniquéis. Si te encuentras mal díselo y si has tenido un buen día también. Llevar la relación lo más natural posible hará que no surjan problemas ni desencuentros. Uno de los problemas más frecuentes es decir que estamos bien para no desanimar a la otra persona, pero realmente cuando hacemos eso no estamos siendo realmente sinceros con nuestros sentimientos.

¿Y por qué no momentos más íntimos? Está claro que no es lo mismo que físicamente, pero es una manera de aliviar tensiones sexuales.  Existen varias maneras de provocar una situación subida de tono con tu pareja, ya sea por teléfono, enviando fotos o videos o a través de videoconferencia. No es necesario que sea premeditado, sobre todo cuando lo que queremos es sorprender a la otra parte, aprovecha el morbo que puede tener este tipo de juegos. Eso sí, si os animáis a hacerlo en directo, buscad un lugar y un horario donde nadie os interrumpa.

Una pareja en la distancia es posible, incluso puede reforzarse estando separados. Piensa en ese tiempo como una temporada en la que puedes centrarte en ti de forma positiva. De esta manera aunque habrá días buenos y días malos, lo podrás llevar con una mejor actitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.