Cómo mejorar las relaciones de pareja

Una pareja constituida por dos personas que se complementan, se quieren, y por tanto anhelan hacerse feliz la una a la otra no debería tener ningún problema, no obstante, las relaciones interpersonales de los seres humanos pueden llegar a ser muy complejas, ya que nuestra mente también lo es.

Cuando existe verdadero amor entre la pareja no podemos darnos por vencidos ya que existen pautas y consejos que nos van a permitir saber cómo mejorar las relaciones de pareja y disfrutar más junto a la persona a la que amamos.

Ejercitar la empatía

La empatía es una cualidad que permite que nos podemos poner en el lugar del otro, entender cómo está, por qué situaciones ha pasado y cuál es su estado, que no olvidemos, en ese momento, puede ser muy distinto al otro.

La pareja puede empezar a ir mal cuando nos olvidamos de ser empáticos, cuando nos olvidamos de tener siempre en cuenta que la otra persona también está viviendo una determinada situación y siente unas determinadas emociones.

Cuando la empatía en la pareja se ha perdido, se debe trabajar en ejercitarla de nuevo, no olvides nunca que tu pareja también tiene sentimientos y también puede estar sufriendo, si no eres capaz de ponerte en su lugar fácilmente, no dudes en preguntarle cómo se siente, tu pareja agradecerá que le abras un espacio donde pueda expresarse libremente.

Utilizar las diferencias para enriquecer la pareja

Para que una pareja funcione bien es imprescindible que ante las diferencias que puedan surgir ninguna de ambas partes considere poseer la verdad absoluta.

Es normal tener diferencias, ¿por qué?, muy sencillo, cada persona tiene su propia percepción de la realidad y de lo que está sucediendo, aunque estés muy unido a tu pareja debes entender que vuestra percepción nunca va a ser igual, ya que la percepción es algo completamente individual.

Un buen ejemplo es que si les pides a 3 personas que relaten la misma situación, te darán 3 visiones completamente distintas.

Lejos de separaros estas diferencias pueden enriquecer la pareja, si utilizamos el respeto, la comprensión y la empatía respecto a los distintos puntos de vista, ejercer estos valores mejora nuestra relación sentimental.

Los tres pilares básicos de la pareja

Finalmente debemos tener claro que es muy difícil mejorar una relación de pareja si ésta no se encuentra fundamentada en tres pilares básicos. De no ser así, lo primero que tenemos que hacer es volver a los orígenes y empezar a basar nuestra relación en los cimientos más sólidos:

  • Confianza: La confianza no se debe dar a cambio de nada, la confianza se debe entregar como parte del amor. Otra cosa es que la confianza que ha sido entregada se vea traicionada por una infidelidad, por ejemplo, pero de lo contrario, lo primero que debemos entregarle a nuestra pareja sin ningún tipo de condicionamiento es la confianza. Debes pensar que para crear algo bueno entre dos personas la confianza resulta imprescindible.
  • Respeto: Debes respetar y aceptar a tu pareja, en todo lo que es, en todo lo que tiene, y en todo lo que hace. Si no eres capaz de respetarla en su naturaleza, quizás no deberías estar con ella, porque no debemos amar a alguien para cambiarlo, sino para aceptarlo. El respeto mutuo debe ser algo que sustente la pareja.
  • Las relaciones íntimas: Las relaciones íntimas, junto a la confianza y al respeto forma los pilares básicos de sustento en una pareja. Sería verdaderamente hipócrita afirmar que las relaciones íntimas no son importante en una pareja, ya que sí lo son, y mucho. Debe haber una buena comunicación que permita poder hacer disfrutar a nuestra pareja y poder disfrutar nosotros con ella.

Una relación de pareja puede ser maravillosa, pero necesitas hacer una revisión crítica y trabajar sobre todo aquello que no está bien y que os está dificultando tener una relación sana y armoniosa.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *