Cómo ser feliz con tu pareja

Vivir en pareja únicamente tiene sentido cuando la relación nos aporta felicidad y ambas partes se complementan la una a la otra. No obstante, esto tan idílico puede no resultar sencillo en la práctica diaria. Descubre cómo ser feliz con tu pareja empleando sencillos consejos que te permitirán disfrutar más de tu relación.

La pareja como elección, no como necesidad

Uno de los principales motivos por los que muchas parejas no encuentran la felicidad y la armonía es porque la relación ha sido elegida por necesidad y no porque así se ha deseado.

Son numerosas las personas que consideran que no pueden ser felices solas, de hecho, siempre se nos ha inculcado aquello de “buscar la media naranja”, como si fuéramos seres incompletos que necesitamos de otra parte para sentir nuestra integridad y poder alcanzar la felicidad en esta vida.

Si estamos con nuestra pareja por el miedo a estar solos o a no ser felices si no es en una relación de estas características, es muy normal que no logremos encontrar la felicidad en la relación, ya que es una relación basada en la necesidad y la dependencia emocional, pero no en la libertad de desear que queremos estar con aquella persona, no porque nos haga felices, sino porque complementa nuestra felicidad.

La mejor manera de ser felices con alguien es aprender a ser felices con nosotros mismos, sólo así la pareja es una elección y una necesidad.

La importancia de comunicar las emociones

Si quieres saber cómo ser feliz con tu pareja debes entender que una de las principales vías para llegar a este objetivo es la sinceridad.

Generalmente cuando hablamos de sinceridad en la pareja mucha gente entiende que ésta hace referencia a la falta de fidelidad o a la falta de honestidad, si bien esto es primordial para tener una relación sana, la sinceridad que planteamos debe ir más allá.

¿Cuántas parejas discuten por no mostrar sus emociones, sobre todo en los días difíciles? Es muy normal haber tenido un día pésimo en el trabajo, con algún problema familiar y al reencontrarte con tu pareja sentir frialdad, o discutir.

Esto sucede en numerosas ocasiones porque no somos capaces de expresar cómo nos sentimos, incluso podemos llegar a pensar que no tiene importancia o bien esperar a que sea nuestra pareja la que nos pregunte.

Es de gran importancia ser sinceros con nuestra pareja, comunicarle nuestras emociones, las positivas y las negativas, ya que únicamente de este modo nuestra pareja puede sentir empatía hacia nosotros y sólo con empatía la comunicación es buena.

Discusiones constructivas

Lo más normal del mundo en una pareja es discutir, no frecuentemente por supuesto (esto indicaría una relación que no es sana) pero sí de forma esporádica y generalmente causadas por diferencias.

Son muchas las parejas que por no saber gestionar adecuadamente una discusión acaban separándose, bien, se trata de hacer todo lo contrario, de utilizar la discusión como nexo de unión.

Los siguientes consejos te permitirán utilizar la discusión para construir más firmemente y sanamente tu relación de pareja:

  • Respeta la opinión de tu pareja por muy distinta que sea a la tuya, piensa que debes darle todo el respeto que le exiges.
  • Procura tener presente el amor que sientes hacia tu pareja aunque discutas, esto evitará que digas algo de lo que después podrías arrepentirte.
  • Observad primero las diferencias que existen entre vosotros y respetadlas.
  • Finalmente toca el momento de construir. Basaos en una comunicación fluida y respetuosa para llegar a puntos o acuerdos comunes, donde tengan cabida las opiniones de ambos.

Llevando a la práctica estas directrices podréis ser más felices y mejorar vuestra relación de pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *