Cómo solucionar problemas de pareja

Los problemas de pareja son frecuentes y habituales en todas las relaciones, y, de hecho, si no existieran, probablemente las relaciones serían demasiado aburridas. Siempre es importante que haya untos de discusión y disenso, para que la relación siga aportando emociones de todo tipo a lo largo de los años.

Sin embargo, es importante saber resolver y solucionar los problemas que vayan surgiendo, ya que, de lo contrario, pueden ser el motivo del fin de la relación. Es por ello que, en esta ocasión, hemos recogido los problemas más habituales que tienen las parejas, a fin de daros algunos consejos que os ayuden a superarlos.

Cómo solucionar problemas de pareja por celos

Los celos son uno de los principales problemas en cualquier relación. Es una consecuencia natural del hecho de querer a alguien, puesto que no se soporta la sensación de que exista la más mínima posibilidad de perderla. Sin embargo, hay que tener claro que este es un sentimiento muy negativo que puede destruir cualquier pareja.

Para solucionar problemas de pareja ocasiones por celos, lo mejor es mantener una actitud abierta y comprensiva hacia la otra persona, y respetar siempre el espacio vital y las intimidades que la otra persona quiera tener. De lo contrario, lo que se estará haciendo es enquistar más el problema.

Las personas celosas se encuentran en la tesitura de que, cuando están celosas, se ponen agresivas, y, ante eso, la otra persona responde escudándose, lo cual resulta frustrante para ambos, y lo único que se consigue es aumentar la agresividad por ambas partes.

Por ello, si tú eres la persona celosa y quieres resolverlo, no seas demasiado pesado sobre qué hace, con quién, etc. la otra persona. Al fin y al cabo, si no confías en esa persona, ¿qué haces con ella? Y si tienes dudas razonables, siempre puedes hablarlo con tranquilidad y no agresividad. De esa forma conseguirás mucho más.

En cambio, si eres la persona que sufre los ataques de celos de la pareja, lo mejor que puedes hacer es dar una respuesta sincera pero abierta. Eso descoloca a tu pareja y, al ver que no te escudas, no existe la frustración que conduce a más agresividad. Explica lo que has hecho, con quién y por qué, y ya está. Si no tienes nada que esconder, no hay razón para ocultar una información sin trascendencia.

Cómo solucionar problemas de pareja por monotonía

La monotonía es otro de los problemas más frecuentes, y, por suerte, es bastante sencillo de solucionar. Para resolver un problema de monotonía en la pareja, lo primero que hay que hacer es sentarse a hablar para que ambas personas den su punto de vista. Si solo uno de los dos considera que la monotonía va a acabar con su relación, poco se puede hacer por solucionarlo.

Como solucionar problemas de pareja por monotonia

Una vez que está claro, simplemente es necesario señalar en qué aspectos la relación es monótona (en el día a día, en la cama, en las actividades, etc), y buscar formas de solucionarlo. Dependiendo de dónde se encuentre la monotonía, deberás aplicar una solución u otra, pero siempre con el objetivo de probar algo novedoso que os haga sentir, de nuevo, compartiendo experiencias nunca antes vividas.

Cómo solucionar problemas de pareja por infidelidad

Los problemas de infidelidad son los problemas que aparentemente son más graves, pero que a mí, en particular, me resultan de poca importancia. Yo tengo muy clara la diferencia entre amor y relaciones íntimas, y mi pareja también, por esa razón, no nos resulta difícil superar el hecho de que el otro se haya acostado con otra persona.

Este es el primer punto a tener en cuenta. Si podéis alcanzar esa visión del amor, más allá de la simple posesión del otro, tendréis solucionado prácticamente cualquier problema de infidelidad.

Como solucionar problemas de pareja por infidelidad

Ahora bien, si no sois capaces de aplicar esta forma de ver las relaciones, debéis poner por delante, ante todo, la sinceridad. Si una persona tiene la necesidad de ser infiel (existe esta posibilidad), y la pareja no lo soporta, ninguno de los dos debería tener interés en continuar con esa relación.

Si la infidelidad ha sido fruto de un calentón (algo que suele darse más en los hombres que en las mujeres), es importante decirlo con sinceridad y no tratar de ocultarlo. No es tan dramático como parece, y todo el mundo sabe que un hombre caliente deja de ser él mismo. Eso no anula lo que siente por su pareja.

Ahora bien, si el problema es que uno de los dos ha sido infiel, y la otra persona ya lo sabe, y eso está haciendo imposible la convivencia, la situación se complica ligeramente. Normalmente, en esta situación, lo que sucede es que la persona engañada no se fía de la infiel, y, al mismo tiempo, la persona infiel no se fía de la engañada porque cree que “se la va a devolver”.

Es una situación tensa que puede conducir a la ruptura, ya que la confianza es básica en una pareja. En esta situación, lo único que puede hacerse es sentarse a discutir cómo se puede solucionar el problema, ya que es obvio que existe y ambos lo ven. La solución, por norma general, vendrá de la persona engañada, y lo mejor que puede hacer la persona infiel si quiere salvar la relación es acceder a la petición (siempre que no sea un abuso).

Como superar una crisis de pareja

Los problemas anteriormente citados pueden devenir en una crisis de pareja si no se solucionan a tiempo. La mejor forma de resolver una crisis de pareja es identificando el tipo de problema que atraviesa la relación, y aplicando las soluciones que hemos dados, que, normalmente, pasan por el diálogo y el entendimiento.

Como ves, los problemas de pareja, aunque en el momento nos parecen gravísimos, lo cierto es que pueden tener una fácil solución. Simplemente es cuestión de proponerse solucionarlo, y solucionarlo. No hay más misterio. Eso sí, ambas personas tienen que querer hacerlo. Si el problema solo es un escudo para esconder que, en realidad, se quiere terminar la relación, de nada servirá buscar soluciones.

[Votos: 1 Media: 1]

Deja un comentario