Los 5 pasos para encontrar el amor verdadero

Encontrar el amor verdadero no es fácil porque requiere de ciertas actitudes, habilidades y consejos que se pongan en práctica y ayuden a dar con esa persona con la que compartir el resto de la vida. Para ayudarte a conocer a la chica o el chico ideal, preparamos esta guía con una serie de pasos que en realidad funcionan.

#1 Toma la iniciativa

Una de las sugerencias que mejor funcionan cuando de encontrar el amor verdadero se trata, es estar dispuesto a tomar la iniciativa y abordar a la persona que te interesa, incluso aunque sea un completo desconocido. A esto se le conoce como el arte del sargeo: entrar a chicas o chicos que se cruzan contigo por la calle o que están en el mismo lugar que tú.

Para poder hacer esto, es decir, entrarle a alguien que no conoces y poder despertar en esa persona el interés por ti, es buena idea leer tips en el blog de seducción agresiva donde aprenderás a ligar sin tonterías, es decir, ir al punto clave del asunto que no es otro que seducir a esa persona con la que te acabas de topar o de conocer.

#2 Describe a tu pareja ideal

Saber qué buscas en la pareja ideal es decisivo cuando de encontrar el amor verdadero se trata. Por ello, es importante que dediques tiempo a pensar, no solo en los atributos físicos que debe tener la persona, sino más importante aún, en sus cualidades y actitudes, es decir, cómo esperas que sea la persona con la que piensas compartir el resto de tu vida.

Pero, así como es importante fijarnos en los “bueno” también es importante dedicar tiempo a pensar en cómo no quieres que sea la persona. Piensa en aquellas actitudes o características que no tolerarías y aunque muchas veces puedes ceder, hay cosas que para ti son irrenunciables, a estas los expertos llaman los factores decisivos y conocerlos pueden ayudar a su vez a definir la visión positiva de lo que en realidad deseas.

#3 Trabaja en ti mismo

Si vienes de una relación pasada que no funcionó, no es aconsejable empezar otra si no has extraído las lecciones de ella, siendo algunas de las más importante el conocerte a ti mismo.

Analiza en principio qué hizo que la relación terminara y en qué pudiste haber fallado, no dejes toda la responsabilidad en la otra persona, sino que céntrate en pensar qué pudiste haber hecho mejor.

Aunque después de la ruptura puedes seguir adelante, es importante que haya cambios significativos en tu forma de pensar y en tu comportamiento. Esto ayudará a no repetir las acciones que llevaron a que la relación anterior fracasara.

El trabajar en ti mismo también implica conocer las fortalezas y debilidades, y mejorar en lo que haga falta para ser así una persona más atractiva.

En este mismo paso es importante actuar, como lo explicábamos en el paso anterior, es decir, no esperar a que aparezca la pareja ideal sino hacer coincidir la mejor versión de ti con los mejores prospectos.

#4 Activa la repetición en la mente subconsciente

Después de hacer los pasos anteriores y tener una idea completa de lo que buscar en la pareja ideal, el siguiente paso tiene que ver con internalizar lo que quieres, o lo que es lo mismo, llevarlo al subconsciente lo que ayudará a manifestar la pareja ideal en la vida real.

Como parte de la Ley de la Atracción, es necesario activar la repetición. ¿Cómo hacerlo? En primer lugar, toma papel y lápiz y escribe lo más específico posible los opuestos de los factores decisivos que identificaste antes. Obviamente, el opuesto es lo ideal, lo que esperas que la persona sea. A continuación, tómate el tiempo diariamente para mirar y leer tu lista, de manera que a los días esta se repita en tu mente, como si de una película se tratara.

#5 Ten cuidado con las conversaciones internas negativas / limitantes

Puede ser que el principal enemigo para encontrar el amor verdadero seas tu mismo y tu vocecita interior que te sabotea. ¿De qué manera lo hace? Con un dialogo negativo, que puede ser de alguna de las siguientes formas, o de varias inclusive:

Excusas: la voz interna te dice cosas como “estoy muy ocupado para empezar una relación”. Puedes cambiar esta idea por “Aun no he encontrado a alguien porque necesito trabajar en mí mismo”.

Expectativas negativas: tu mente te hace adelantarte a las situaciones y pensar que inevitablemente va a pasar algo malo que dañe la relación. Por ejemplo, piensas cosas como “Las primeras dos semanas son geniales, pero luego veo algo que no me gusta en la otra persona y tengo que acabar la relación”. Será mejor cambiar esta idea por “todas las personas tienen puntos débiles, no existe nadie perfecto. Yo tampoco lo soy”.

Renunciando: de plano, tu mente te hace pensar que no mereces amor y no encontrarás la pareja ideal. Estos pensamientos negativos al estilo “Soy demasiado mayor o no soy guapo”, será mejor cambiarlos por ideas como “alguien me está buscando” o “alguien espera a una persona como yo”.

No tener amor propio: a veces, la voz interior te lleva a pensar que nadie te quiere o que al final terminarán dejándote por alguien más guapo, con más dinero o con más inteligencia.

Sin importar lo que sea lo que te diga tu voz interna, ten cuidado de no darle vueltas a esas ideas, más bien, cuando surjan trata de reemplazarlas por pensamientos positivos. Así te será más fácil abrirte a una nueva persona o salir a buscarla.

Es cierto que encontrar el amor verdadero tiene sus desafíos, pero no es imposible. Hace falta un poco de iniciativa y especialmente conocerse a sí mismo, para determinar qué se puede aportar a una relación y cómo ayudar a crecer a la otra persona.

Si pones en práctica los consejos que acabamos de dejarte tendrás éxito en la búsqueda del amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *