Saltar al contenido
Amor amargo

Planes de verano durante la nueva normalidad post-cuarentena

Regresar a la rutina habitual en la nueva normalidad es un proceso gradual que debemos asumir con responsabilidad. Hemos afrontado largos periodos de aislamiento, pues el confinamiento ha sido la única estrategia efectiva para frenar los contagios. Pero ahora que todo comienza a estabilizarse, ¿podríamos realmente disfrutar de un día de verano normal al aire libre?

Planes de verano

Barcelona es la ciudad ideal para hacer una escapada rápida de vacaciones exprés, además es una urbe que dispone de mar y montaña, la combinación perfecta para realizar cualquier tipo de actividad de aventura durante tus vacaciones de verano. Cuando hablamos de nueva normalidad, nos referimos a ese nuevo esquema de cotidianeidad en el que puedes ampliar tu grupo de amigos en Barcelona y planificar salidas a la playa con las nuevas amistades que has hecho durante la cuarentena.

A continuación, os comentamos algunas recomendaciones para tener en cuenta en esta etapa en la que no debemos bajar la guardia o descuidarnos durante la época de verano, donde las salidas y viajes siempre habían sido una característica fundamental hasta que la situación coronavirus cambió el panorama de manera drástica.

Desde hace muchos años, los campamentos de verano suelen recibir tradicionalmente a una gran cantidad de personas. Pero ante las normas de distanciamiento social, es probable que haya que modificar los planes y acceder a algunas alternativas más seguras.

Después de estar en contacto durante semanas con esas nuevas amistades que has hecho a través de plataformas digitales durante el confinamiento, parece que llega el momento en que podrás reunirte en el mismo lugar con estas personas que sirvieron de soporte durante tus periodos de soledad.

La necesidad de normalidad es comunal, ya sea en Barcelona, o en cualquier ciudad importante del mundo, las personas quieren recuperar la libertad de planificar sus vacaciones de verano sin tantas restricciones. El cambio es inevitable, y requerimos de la adaptación para poder sobrevivir.

Las autoridades han recomendado en la medida de lo posible, evitar los lugares públicos muy concurridos y cerrados, por lo que, las alternativas naturales parecen tener mucha más relevancia en esta etapa.

Si has logrado conectar con amistades a través de aplicaciones y plataformas para conocer nuevos contactos, planear un encuentro o un viaje a lugares al aire libre como bosques, playas o parques, puede ser una forma de mantenernos a salvo y recuperar ese contacto humano que sustituimos por dispositivos móviles, portátiles u ordenadores.

Poder establecer lazos con estas personas que nos acompañaron a diario durante el encierro absoluto es una experiencia que se origina en lo digital y trasciende a la realidad, por lo que, para muchos es algo muy significativo y que va más allá de una cita común. Es posible que nunca hubiésemos deseado planear una salida de verano con tantas ansias como ahora, pero la necesidad de ser libres no debe alejarnos del enfoque de permanecer seguros.

Muchos contemplan la posibilidad de cancelar cualquier opción de viajar ante el miedo, mientras otros hacen una planificación rigurosa de itinerarios y hospedajes. En el caso de decidir ir a la aventura, el proceso debe ser calculado, con visitas a lugares seguros y verificados por las autoridades sanitarias.  Es necesario asimilar la idea de que nuestro estilo de vida presente debe cambiar, pues la negación podría generar resultados lamentables.