Saltar al contenido
Amor amargo

Cartas de amor para tu esposa

¿Quieres decirle a tu mujer lo mucho que la amas pero no sabes cómo hacerlo? Si es así, no te preocupes, pues aquí encontrarás una serie de cartas de amor para tu esposa que de seguro te servirá.

Cartas de amor cortas para tu esposa

Cartas de amor para tu esposa-opt

Debo confesar que de ti estoy totalmente enamorado, pues solo sueño y respiro porque estoy a tu lado.

Cada segundo contigo es el más maravilloso, y mi único deseo es tener tus besos y tus caricias mientras me alcance la vida.

Y es que no hay nadie a quien ame más de lo que te amo a ti, y tenerte como esposa ha sido mi mayor fortuna y mi mayor bendición, pues has llenado de amor y de gozo mi corazón, que ahora no entiende de razón sino solo de emoción.

Te amo.


El día en que aceptaste unir tu vida a la mía, todo cambió para mí, pues me hice un hombre nuevo y, aún mejor, un hombre más feliz.

Nada me había provocado tanta dicha y tanto gozo como escuchar de tus labios esas palabras con las que dijiste querer pasar el resto de tus días conmigo.

Nada nunca sonó tan hermoso y el cielo nunca fue más azul de lo que fue ese día, y es porque el mundo sabía lo importante que fue ese momento y quiso hacerlo eterno solo para ti y para mí.

Desde entonces, todo ha sido más bello y te prometo que así será siempre, pues no hay nada que desee más que hacerte eternamente feliz.


Soy el hombre más afortunado porque tengo la gran suerte de tenerte a mi lado, y porque juntos tenemos una maravillosa familia de la que estoy orgulloso y a la que amo con todo el corazón.

Tú, más que mi esposa, eres mi amiga y mi compañera de vida, y me has dado tantas cosas que no sé cómo agradecerte.

Solo espero que mi amor y mi devoción sean suficientes para retribuirte todo tu cariño y tu dedicación, y que te sientas tan afortunada como yo me siento por este gran amor que nos tenemos.

Te amo.

Cartas de amor largas para tu esposa

Cada vez que miro tus ojos, mi alma se ilumina, y mi mente se llena con palabras de amor que se mueren por salir de mi boca, para que seas tú quien las escuche o quien las lea en cartas de amor como ésta.

Cada vez que oigo tu voz, mi corazón se acelera y mi piel se eriza, porque no hay sonidos más bellos que esos que se deslizan por entre tus labios cuando dices cualquier cosa.

Cada vez que huelo tu perfume, siento unas ganas inmensas de tenerte entre mis brazos y de regalarte millones de besos con sabor a amor por ti.

Cada vez que te tengo cerca, pienso en lo afortunado que soy, porque he conseguido casarme contigo y tener la dicha de mirarte, de oírte y de percibir tu perfume, todos los días de mi vida y en todo momento.

Cada vez que recuerdo que eres mi esposa, mi corazón se llena de gozo y lo único que concibo pensar es que te amo como nunca a nadie había amado.


No hay mayor bendición que encontrar el amor y poder sentirlo todos los días de la vida. Lo sé porque a mí me ha sucedido, y ha sido gracias a ti.

Porque desde que te conocí, todo se iluminó y sentí una hermosa sensación que aún sigue viva en mi corazón.

Desde que entraste a mi vida, me enseñaste la magia del amor, ésa de la que todos hablan y tras la que todos van, deseosos de retenerla y de poder sentirla en cada madrugada.

Tú has hecho arder en mí el fuego de la pasión y has llenado mis mañanas, mis tardes y mis noches con esa gran emoción que me llega hasta el alma.

Por eso sé que no hay mayor bendición que encontrar el amor, porque lo que te hace sentir no tiene comparación.

Cartas de amor para tu esposa en su aniversario

Estar contigo cada segundo del día es mi mejor pasatiempo, pues no hay nada que disfrute más que verte reír y escucharte contar esas anécdotas de cuando éramos novios, que me traen tantos recuerdos y llenan de felicidad mi alma.

Estar contigo es lo que más me gusta, pues no hay nada que me haga sentir más contento y más apreciado como tus caricias y el roce de tus labios, esos que me dicen todos los días la frase “te amo”.

Estar contigo es todo lo que quiero y puedes estar segura de que eso haré, pues ahora compartimos una misma vida y a tu lado por siempre estaré.

Feliz aniversario, cariño.

Te amo.


Hoy es nuestro aniversario, querida, y aunque siempre olvido todo, jamás sería capaz de olvidar este maravilloso día, en el que celebro ese mágico momento cuando aceptaste ser mía por toda la eternidad.

Hoy, quiero aprovechar esta ocasión para decirte lo feliz que me siento por pasar contigo tantos momentos y porque cada día me doy cuenta de que tomé la mejor decisión, al pedirte que fueras mi esposa y que compartieras conmigo tu corazón.

Espero que éste sea solo uno de los muchos aniversarios que vendrán, pues no hay nada que desee más que pasar contigo cada instante de mi vida y construir, año tras año, millones de anécdotas llenas de alegría y, sobre todo, de amor.


Jamás había escrito una carta de amor, pero hoy he encontrado la ocasión perfecta y el motivo ideal para hacerlo.

Hoy, cariño mío, cumplimos nuestro primer año de casados, y no se me ocurrió mejor idea que plasmar en tinta y en papel todo esto que llevo dentro, y que me hace sentir tan dichoso y tan contento.

Desde que nos conocimos, supe que a tu lado tendría una vida feliz, y no me equivoqué, pues así ha sido siempre desde que estamos juntos.

Desde que aceptaste ser mi esposa, todo cambió para mí, y ahora en mi mente y en mi corazón solo hay espacio para ti, y para todas esas palabras de amor que he resuelto escribirte en esta pequeña carta.

Porque tú amor es todo lo que tengo y envejecer contigo es todo lo que deseo.

Te amo.